Recomendar
Compartir

tipos de terapias
 
 
 

Tipos de terapias

Generalmente cuando se nos presenta algún tipo de problema en nuestra vida, sea de índole físico, mental o emocional, siempre recurrimos a las diferentes alternativas que nos da la medicina tradicional, y si bien suele ser un recurso muy bueno, especialmente porque cuenta con un aval científico, no siempre este tipo de medicina suele cumplir con las necesidades que tenemos, especialmente cuando tenemos algún problema físico que es causado por un desequilibrio emocional o nervioso.

Es ahí en donde empezamos a buscar diferentes alternativas para poder sentirnos más tranquilos y poder atacar el problema de manera que podamos desarrollar nuestra cotidiana de manera normal. Pero la pregunta es: ¿qué tipos de terapias hay disponibles y cuales se aplican en cada caso?. A continuación te daremos una breve reseña al respecto.

 
 

Terapias medicas clínicas

Las terapias convencionales principales son las terapias médicas y las terapias psicológicas. Cada una de ella se realiza en contextos totalmente diferentes. Por ejemplo, uno recurre al medico cuando tiene algún problema de salud importante que no se puede solucionar de manera casera. Generalmente esta es la primera terapia a la que se recurre debido a que por su aval científico es la mas respetada en el mundo. Además debes tener en cuenta que las terapias médicas convencionales están hechas para problemas que realmente no tienen una solución sencilla. Dentro de la misma encontraras todo tipo de tratamientos para los diferentes tipos de enfermedades que se manifiestan o bien, que se tienen de manera congénita o mediante algún contagio o herencia genética. Una de las cosas que mas se le crética a la medicina actual tiene que ver con lo invasivo de sus tratamientos, ya que por lo general, son bastante agresivos. Además, generalmente los médicos clínicos se manejan con drogas de fuertes efectos especialmente en aquellos casos que son muy graves.

Por supuesto y más allá de que esto se le critique mucho, la medicina clínica tradicional es la primera opción que debe tomarse. Muchas personas por no ir al medico desarrollan diferentes patologías que luego derivan en enfermedades graves. La medicina convencional es uno de los mejores regalos de la ciencia y lo médicos suelen ser excelentes en cada una de sus áreas, por ello es importante que cuando tengamos algún problema de salud, primero recurramos a ellos.

Terapias psicológicas

Generalmente cuando tenemos una patología que excede a un problema físico, se recurre a la psicología, específicamente cuando el problema que tenemos es de índole emocional o nerviosa. La psicología es una gran ayuda para las personas que necesitan contención por diferentes problemas emocionales o incluso por estar pasando por algún momento complicado. Los psicólogos no están autorizados para emitir medicamentos, por lo que si un paciente presenta una patología psíquica se lo derivará a un psiquiatra y este, debido a que es un medico clínico especializado, comenzará a atenderlo. Es importante que se tenga en cuenta que los tipos de terapias psicológicas no son para personas que tienen trastornos psíquicos. Esto se debe principalmente a que ya estamos hablando de un problema de slaud físico, en la cabeza, mientras que los psicólogos se ocupan únicamente de poder ayudar a las personas con sus problemas emocionales, a superar sus traumas y tratar de guiarlos para buscarle solución a los planteos que se hacen a diario. Es bueno hacer terapia cuando uno cree que lo necesita pero una de las pautas mas importantes con respecto a este tipo de terapia es que el paciente debe acudir por que el lo desea y no porque otros se lo dicen, algo que difiere totalmente con las terapias clínicas ya que estamos hablando de un problema de salud.

 

Terapias alternativas

 

Por su parte las terapias alternativas funcionan como un perfecto complemento para los dos ejemplos anteriormente nombrados. Una de las características principales es que existen muchísimos tipos de tratamientos en esta área que suelen abarcar tanto problemas físicos como problemas emocionales Y nerviosos. La verdad es que son muchas las alternativas que tienes, y vale destacar que la mayoría de los tratamientos de hacen con elementos naturales, como es el caso de la homeopatía cuyos medicamentos suelen ser a base de hierbas, plantas y flores sin ningún tipo de aditivo químico. Al mismo tiempo, otras terapias como la osteopatía, el yoga la reflexología o el reiki (entre otros) suelen mediante el cuerpo emocional, sanar y mejorar problemas físicos que son el reflejo precisamente de un desequilibrio nervioso y emocional. Por otra parte, hay algunos tipos de terapias alternativas que son específicamente para encontrar el equilibrio, bajar el stress y tratar de salir de un momento emocional complicado, como es el caso de la aromaterapia, la musicoterapia y las terapias recreativas ne donde se llevan a cabo diferentes actividades como las manualidades, la jardinería o alguna rama del arte.

En conclusión, existen muchos tipos de terapias cuya elección dependerá enteramente de lo que tu necesites, solo recuerda que siempre es importante que primero consultes con un medico y que a partir de allí y de sus consejos tu decidas que tipo de tratamientos quieres seguir.