Recomendar
Compartir

terapias con imanes
 
 
 

Terapias con imanes

Una de las terapias alternativas mas populares en este momento, gracias a sus excelentes resultados, es la terapia con imanes cuyo objetivo principal no es la de curar enfermedades puntualmente sino que busca potenciar los procesos naturales mediantes los cuales se da una mejoría en síntomas que tienen que ver con lesiones o malfuncionamiento del metabolismo.

Básicamente por estas razones es que esta resulta ser una de las terapias alternativas más efectivas en cuanto a sus excelentes resultados por eso seria bueno que la pruebes si tu estas buscando alguna terapia complementaria. La magnetoterapia, como así se la conoce, tiene como principio que precisamente puede aplicarse mientras se están llevando a cabo otros tipos de terapias, sean estas medicas tradicionales, u otras terapias alternativas, ya que las terapias con imanes no tienen ningún tipo de interferencia con las demás.

 
 

¿Cómo funcionan los imanes aplicados a nuestro organismo?

Es importante que entiendas como funcionan los magnetos en nuestro organismo, por eso queremos darte una breve reseña para que cuando tengas que hacer la terapia, no tengas temor alguno. Se utilizan imanes debido a que los campos magnéticas aceleran considerablemente la circulación sanguínea en nuestro cuerpo, lo que implica que proporcionan de energía al cuerpo al mismo tiempo lo tonifica como un todo, siendo que de esta manera trabaja sobre el metabolismo y sobre nuestro "Chi" (energía vital). En este segundo caso es algo muy recomendable ya que al poder contar con toda nuestra energía vital al 100% podrás recuperarte de trastornos tales como el insomnio, el cansancio, la fatiga y la debilidad. La mismo tiempo, las terapias con imanes acortan considerablemente los procesos de convalecencia reduciendo dolores en todo el cuerpo, especialmente en aquellas personas que sufren de dolores crónicos como los dolores de espaldas y columnas. Para darte una explicación un poco mas clara podemos decir que las moléculas ferromagnéticas que tenemos en el metabolismo, se agruparan gracias ala influencia de los imanes, mejorando de esa forma las funciones orgánicas, específicamente todo lo que tiene que ver con las defensas y también actúan de manera positiva sobre el sistema endocrino.

Tratamientos con imanes

La manera tradicional mediante la cual se llevan a cabo las terapias con imanes tienen que ver con sesiones de masajes en donde el masajista le colocara a la persona, los diferentes tipos de imanes, generalmente de diferentes tamaños, en las zonas que se encuentran afectadas. Independientemente de la zona del cuerpo en la cual se apliquen los imanes una de las ventajas que tienen los imanes es que afectan a todo el organismo, es decir: si por ejemplo tu tienes u dolor en la espalda, por mas que te coloques el imán exactamente en la zona del dolor, este tendrá un efecto en todo el organismo, claro esta, de una manera positiva, y además ten en cuenta que los resultados, especialmente en la zona afectada, es prácticamente inmediata. Hay otra manera de hacer terapias con imanes que dependen más que nada de ti mismo, ya que por ejemplo, el uso diario de los imanes te mantendrá debidamente energizado, aumentando así tu energía y vitalidad, siendo esto tan importante para que puedas realizar tus tareas diarias. De hecho para poder usar los imanes diariamente, hay muchos artesanos que han comenzado a hacer y fabricar con imanes, collares y pulseras para que la gente los pueda usar permanentemente. Vale la pena destacar que no debes preocuparte por el uso prolongado no tiene ningún tipo de efecto negativo sobre tu organismo o cuerpo, no obstante se conseja que los mismos sean quitados para dormir.

 

Algunos consejos

 

Es importante que antes de realizar cualquier tipo de terapias con imanes el terapeuta realice una exhaustiva evaluación en cada uno de esos casos, ya que muchas veces, el mismo problema en dos personas, puede ser causado por razones diferentes; además como cualquier otro tipo de terapia hay algunos problemas de salud que requieren de un uso mucho mas prolongado según la lesión o malestar que el paciente tenga. Por ejemplo, si una persona padece de stress crónica y a causa del mismo posee contracturas y otros tipos de dolores en la columna, cuello o cervicales y no se busca la raíz de ese stress crónico, lógicamente la terapia con imanes no tendrá un efecto duradero.

Además vale destacar que la terapia con imanes es ideal para aquellas enfermedades que son somatizadas siendo este uno de los problemas más comunes y la causa principal de todos los problemas de esta índole, ya que desequilibran todo el organismo y el metabolismo. Allí es donde la terapia con imanes hace el efecto de equilibrar a la persona y de esa forma se puede equilibrar haciendo que su metabolismo se recupere, no obstante recuerda, la terapia con imanes es también una terapia energética, esto quiere decir que lo mas importante es que encuentren la raíz del problema para tener un resultado 100% satisfactorio. De lo contrario, la solución que te brinde la magnetoterapia será simplemente temporal.