Recomendar
Compartir

relajacion para embarazadas
 
 
 

Relajación para embarazadas

Cuando tenemos el primer embarazo es todo alegría a nuestro alrededor o no, depende muchas veces de los factores en el que fue concebido ese embarazo. Podemos decir que en la gran mayoría son embarazos deseados, en otros programados, pero en el interior de la mujer pasan un montón de estado de ánimo que crean estrés frente a lo desconocido.

Esos estados se comprenden solo cuando se está embarazada, hay incertidumbre, miedo a los desconocido, a que nunca más seremos las personas que fuimos y que alguien dependerá de nosotros por mucho tiempo.

 
 

Vaciando la mente

Las mujeres bien sabemos que el estado es cambiante según el trimestre que se esté viviendo. Podemos decir que durante los tres primeros meses no tenemos la percepción ni la certeza, que en la segunda etapa nuestro cuerpo comienza a cambiar y que en el tercer trimestre además de ya tener el cuerpo preparado para el parto comienzan las contracciones, podemos ver el bebe en una ecografía en 4D y además se convierte movedizo y casi un drama poder encontrar la posición para dormir. Nueve meses no es nada pero también es mucho, y para cada etapa sentiremos que necesitaremos relajarnos.

Podemos relajarnos de diversos modos, buscar un tiempo de tranquilidad aunque sea un paréntesis, podemos tumbarnos en el piso con una colchoneta cerrar los ojos y escuchar una música reconfortante. Esto se podrá realizar en un espacio tranquilo y lo puede hacer cualquiera que lo necesite. El éxito del embarazo es estar feliz, es por un rato despejar al mente de todo sonido exterior en especial si tenemos otros hijos poder tener un momento solas.

Uno de los ejercicios de relajación es un paseo por el mar, caminando solas en la playa sentarnos temprano a ver el bonito paisaje tomando conciencia de nuestro cuerpo. Conectadas con el bebe que llevamos en la panza sintiendo sus movimientos.

Podemos hacer algún ejercicio con técnicas de relajación que estan guiados por internet, con sonidos de la naturaleza, sentadas y acostadas en la posición de loto arriba de una colchoneta. Luego tirarnos en el suelo y mover las piernas hacia un costado y hacia otro, escuchando música que también alegrara al bebe que llevamos dentro. Tenemos que pensar en conectarnos con lo mas intimo de nuestro ser, esta etapa es única y maravillosa.

Muchas veces en los cursos de pre parto tenemos que hacer relajación, esto se hace con el ruido del mar, o de los pájaros ayudados por nuestra pareja. Si estamos solas será un poco más difícil pero no imposible hacer relajación. De todas formas estemos en la situación que estemos vamos a intentar sentir emociones positivas.

La relajación que se nos enseña en cursos luego debe ser puesta en práctica en la casa, es muy importante sentirse en orden para alcanzar el estado absoluto de paz. Si estamos en escuchando una audición que no lleguemos al estado de dormirnos, durante el embarazo se padece de mucho sueño.

Hay guías que no llevaran a la relajación total en lo momentos que más lo necesitamos, sea en el inicio de la jornada o a la noche. Con luz tenue, ropa cómoda y un espacio que será confortable para escuchar música.

Vamos a elegir una posición confortable aunque la panza nos pese, será la posición sentada en 90 grados con las piernas relajadas o en el piso acostadas poniendo una almohada que nos ayude con la curva lumbar. También podemos poner una almohada entre las rodillas que ayude a que el peso de las rodillas no recaiga sobre el abdomen. Lo que se necesita cuando se está embarazada es liberar las tensiones una de las maneras además de sentir es todo el cuerpo apoyado evitando dejar alguna zona suspendida.

 

Puntos y roles importantes

 

La columna juega un rol importante lo mismo que las caderas. Cuando se llega a los últimos momentos del embarazo el peso del bebe hace presión sobre la pelvis, lo importante es tener un ritmo regular de la respiración sin estar forzando la salida y entradas de aire. Podemos concentrarnos en una imagen en algo que nos haga sentir relajadas como la música, en donde los sentidos nos hagan disfrutar hasta lo mas intimo. Si el bebe comienza a moverse, hay que disfrutar de ese momento relajadamente porque es maravilloso en ese momento hay que tocar el abdomen para que sienta como una caricia, ya que será recibido como un mensaje de amor. No es necesario interrumpir el ejercicio al contrario seguís disfrutando de un momento único y placentero.

Hay muchas formas de relajarnos también en una bañera llena de agua tibia con velas y música, creando un ambiente que nos relaje en donde vamos a sentir las mismas sensaciones que el bebe que esta sostenido en el agua de la bolsa. Así como flotando sentiremos lo mismo.