Recomendar
Compartir

relajacion fisica
 
 
 

Relajación física

Para sentirnos relajados físicamente podemos tener varios caminos que además acompañaran a la relajación mental , una buena relajación física a través del deporte, acompañados de los masajes y la meditación.

De esta manera con una alimentación equilibrada, ejercicio físico, unos buenos masajes y tener una vida sin presión es que vamos a poder sentirnos mejor. Cuando decimos que necesitamos una relajación física, los ejercicios son de tensión, las tensiones están en todo el cuerpo y se pueden mover los músculos como queramos, para manejar la tensión podemos mover la cabeza, aflojar, apretar.

 
 

Afuera las tensiones

Para liberar las tensiones y tener relajación física podemos respirar profundo y tirar el aire, no solo nos vamos a conectar con los pulmones sino con el sentido de la respiración. Otra manera que tenemos de relajación física es realizando muchos ejercicios de elongación y estiramiento, escuchando la música llevándonos por los sonidos. Lo que sentimos con la relajación es una paz infinita que además alivia los dolores musculares, hay una distención física así como también psíquica. Las tensiones de los músculos se manifiestan como consecuencia de un gran esfuerzo, s necesita la calma, el equilibrio y paz interna.

Lo que hace el cuerpo es tratar de mantenernos equilibrados pero sufrimos de alteraciones físicas de las cuales no somos conscientes hasta que nos sucede algo imprevisto. El primer síntoma es un grado de stress alto, que se manifiesta en la salud, en la presión alta, en la depresión, en el insomnio, en la ansiedad. Somos nosotros los primeros en boicotear nuestra propia salud y seguimos con las mismas malas rutinas a pesar de que debemos parar, todo eso nos mantiene en estado de presión interna que luego se manifiesta de manera externa.

Las técnicas de relajación son numerosas ya que hay varias autores que han sacado conclusiones en cuanto a lo que es la relajación y el bienestar general de la mente y el cuerpo. Podemos encontrar libros que nos expliquen las distintas metodologías y técnicas. Para poder relajarnos en algunos casos vamos a necesitar la intervención de un terapeuta que nos ayude, para poder llegar a sentir la liberación de las tensiones en el cuerpo. En casos más agudos vamos a necesitar tal vez un retiro espiritual que nos ayude a sentirnos mejor.

Lo primero que tenemos que conocer es nuestro cuerpo, lo que debemos entender es sobre que trabajar así no seremos parte del estrés cotidiano que padece la gente y que además se trasmite a los demás , en agresiones, malos tratos, depresión y angustias. En cuanto a los ejercicios para relajación podemos además de comenzar a cambiar ciertos habitos concentrándonos en una dieta equilibrada es aplicar técnicas del yoga y del ai chi, en donde se realizan posturas físicas con una concentración en las respiración que nos ayuda a bajar la ansiedad y de esa manera vamos a re equilibrar el cuerpo. Tratar los doloers musculares es muy importante porque forman parte del estrés.

A través de la respiración vamos a bajar la tensión muscular, debemos comenzar a pensar de abajo hacia arriba comenzando por los pies, los tobillos, las piernas y seguir en el resto del cuerpo hasta llegar a la cabeza.

La respiración es muy importante nos hace llegar a bajar los estados de irritabilidad, ansiedad y nerviosismo. Hace que se disminuya la fatiga luego de que comencemos a hacer los ejercicios. Una de las maneras e comenzar a relajarse es provocando suspiros voluntarios liberando la tensión interior es una forma terapéutica fácil y liberadora. Se hace un trabajo respiratorio que limpiara todo el cuerpo y todos los músculos de las malditas tensiones. Cuando respiramos debemos meter el vientre hacia adentro y llenar así los pulmones de aire.

Cuando palpamos nuestro abdomen os daremos cuenta si estamos haciendo el ejercicio bien para combinar relajación con respiración hay que llegar a tener un cierto entrenamiento pero el resultado es bueno cuando ya se adquiere la técnica. La forma de sentarnos también es importante, la postura para relajarnos puede ser sentados en el suelo pero también tumbados con las rodillas flexionadas y la espalda también bien apoyada en el piso.
 

Mente y cuerpo en armonía

 

Lo que se busca en la relajación física es poder tener en condiciones la mente y el cuerpo, en condiciones para poder soportar las presiones que pueden ser personales y laborales. La vida hoy tiene muchas complicaciones que son generadas por factores externos y también por problemas creados de conflictivas no resueltas.

Métodos de autoayuda, libros que se consiguen en las librerías, mas terapias s, gimnasia, calidad de vida rodeándonos de cosas positivas será lo que mejor nos haga sentir para poder enfrentar la vida diaria. Para lograr todo esto nada mejor que tener una conducta que no deje pasar las cosas negativas, para ello se necesitara un entrenamiento de autoconocimiento que puede llevar años hasta lograr el auto control.