Recomendar
Compartir

relajacion ejercicios
 
 
 

Ejercicios de relajación

Cuando llegamos cansados y agotados del trajín , y queremos parara hay varias técnicas que nos pueden ayudar a relajarnos. Algunas son de relajación y son ideales para combatir el estrés y el mal humor, esos ejercicios se pueden hacer en alguna clase de yoga o también en casa. Sin simples ejercicios que se puede aplicar hasta en la oficina si queremos. No se necesita tanta concentración pero si llegamos a conseguirla vamos a sentirnos mucho mejor.

Hay ejercicios para hacer sentados como la relajación Alfa, otros que son meditación trascendental, otros más profundos en Yoga con las posturas de asanas, hay relajación creativa, relajación dirigida, pero será como sea todas apuntan hacia lo mismo, llegar a la inmensa paz espiritual y aquietar el alma.

 
 

Para lograr una profunda pacificación

Los problemas pueden ser angustiantes, se puede estar padeciendo ansiedad o ataque de pánico, y pensar que nada de lo que se hizo esta bien, se puede hacer un revisionismo de la vida y sentir que todo es en vano, por lo tanto la relajación será el mejo r instrumento para liberarnos de las preocupaciones que pueden ser reales o imaginarias. Lo esencial es tener la capacidad para combatir es estrés, en ese estado se lograra buscar la sanación. Solo nuestra mente y muestro cuerpo serán los conductores de la pacificación. Lo fundamental después de haber padecido mucho estrés es liberarnos cuando llegamos a la casa de esa mochila. Podemos tomar la técnica de relajación que más nos guste.

Una es sentados en posición e loto, mirando hacia el cielo con la espalda erguida, de esa manera cerramos los ojos y empezamos a respirar profundamente concentrándonos en la inhalación y la exhalación del aire. Nuestros sentidos se aquietaran, la música relajante nos ayudara a concentrarnos no nos llevara muchos minutos, pensamos en cuanto pesan nuestras piernas, en los brazos, en el cuello y en la cabeza. En la respiración, en el suspiro profundo pensaremos que algo se suelta, que todo se va en esa exhalación.

Cuando ya no se siente el cuerpo nuestra mente se concentrará en un paisaje hermoso, en donde hayamos estado o en donde hayamos visto en una imagen. Con eso fijaremos la mente en ese lugar sin desconcentrarnos, las luces del sol y los colores brillantes tal vez serán los mejores lugares para pensar. De esa manera la mente se vacía de todo contenido y esa luz se sentirá revitalizante, nos inundara de calor.

Nos debemos tomar el tiempo que necesitemos para esto, y se puede practicar cuanto tiempo lo queramos, la formad e hacer ejercicios de relajación en casa es con ropa cómoda y descalzos , si tenemos alguna joya y el pelo recogido más vale soltarlo y quitarlas , en posición sentada movemos la cabeza con los ojos cerrados de manera lenta. También se acompaña con respiración. Si podemos hacerlo sentados en el piso, o en la silla también en la cama esta relajación dará resultado. A los sumo se llegara al estado Alfa, no hay que dormirse. Lo que se busca es entrar en un estado de inconsciencia y conciencia en donde también podamos hablarle a nuestro yo.

Lo primero es aceptarse y no castigarse mas de lo que uno fue castigado. Nos vamos a inundar de un sentimiento de paz, y vamos a poder reanudar las actividades sin que nada ni nadie nos perturbe. Los momentos del día para hacer técnicas de relajación pueden variar. Los monjes los hacen a la mañana cuando amanece pero nosotros podemos realizarlas también en cualquier momento, es para apaciguar las angustias.

Una de las técnicas también conocidas es la técnica de Schultz, es fácil pero se necesita un lugar de la casa que este en tranquilidad absoluta. Se crea un ambiente silencioso con una luz tenue, se pueden poner velas, y nos pondremos lo mas cómodos posibles. No importa si estamos tumbados o sentados pero lo principal es la tranquilidad.

 

Pasos finales

 

Cuando ya logramos el lugar, vamos a fijar la mente en una palabra clave, por ejemplo Estoy bien, estoy tranquilo, estoy feliz, me acepto, estas palabras se dirán muchas veces hasta que se haya internalizado. Luego se comienza con la fase de pesadez. En donde vamos a reconocer nuestro cuerpo. Vamos a pensar que el peso del cuerpo no se puede levantar. Hay que seguir un orden para relajarnos. A partir de ahí sentiremos un proceso en todas las partes del cuerpo y se ira aquietando. Luego entramos en la fase de calor en donde seleccionamos una parte del cuerpo por ejemplo la pierna derecha y nos convencemos que se siente calor, así seguimos con todo el cuerpo hasta sentir esa sensación. Luego comenzamos en la fase cardiaca en donde hay que sentir el ritmo del corazón.

Y por último cuando todo esto haya pasado por todos los niveles vamos a pasar por la fase respiratoria y la fase de las vísceras abdominales se tomara la respiración tranquila , nos concentraremos y la palabra clave es que el plexo solar irradia calor. Que esta en armonía y que el aparato digestivo se relaja. Todos estos mecanismos serán muy positivos para relajarnos y nos harán sentir muy bien.