Recomendar
Compartir

relajacion dirigida
 
 
 

Relajación dirigida

Cuando necesitamos parar un poco vamos a entender que necesitamos relajarnos. Es muy fácil decirlo pero difícil hacerlo, la relajación es buscar tranquilidad y liberar tensiones para tener una vida más tranquila modificando hábitos que nos llevaran a tener una mejor situación personal frente a los problemas.

Cada persona que es un mundo en si misma encontrara la forma de relajarse según su personalidad es que se irá relajando, cada uno tiene un método para poder relajarse. Y toma conciencia de sus partes y de sus sensaciones. Los objetivos de una relajación dirigida es formar parte de un grupo que nos ayude a poder relajarnos, no existe una sola técnica de relajación hay varias.

 
 

Objetivos y métodos

El objetivo de la relajación dirigida es crear conciencia que somos un cuerpo que tiene sensaciones, lo que se quiere lograr es el equilibrio físico y psíquico frente a las respuestas de stress, en donde se necesita espacios de calma. Lo que se hace es estimular el cuerpo y recuperarlo luego de un esfuerzo emocional y físico, podemos tener problemas de enfermedad así como de concentración mental, cuando hacemos un curso de relajación o compartimos una sesión de relajación vamos a llegar al autoconocimiento, así como mejorar las postura físicas ya que para una relajación estaremos relajando al cuerpo de tensiones musculares fuertes.

Para concentrarnos vamos a tener la posición mas cómoda, nos podemos arrodillar o estar sentados sobre los talones , las posiciones son distintas para cada personas pero lo importante es sentirse cómodos , lo que se hará es soltar los músculos del cuerpo y en especial intentar relajar la zona que mas nos duele. Tenemos que pensar en cómo ir bajando las tensiones del cuerpo para volver a buscar el equilibrio y la paz, llegamos a la concentración y asi a la verdadera armonía.

Las técnicas de relajación ayudan, dan paz, la concentración es lo mas difícil de lograr para aquietar el alma, hoy se vive acelerado, estamos en tiempos difíciles. La pregunta es como llegamos a la relajación? Que es lo que podemos hacer para relajarnos? Si la relajación es la liberación profunda de muchas tensiones podemos hacer algo específico para ayudar a entrar en este estado. Solo si llegamos al equilibrio vamos a llegar a la paz. Si tomamos la postura del muerto o del reposo con las piernas abiertas tirados en el suelo respirando a un ritmo natural vamos a poder dejarnos llevar por la relajación. Los pensamientos solo se deben concentrar en el cuerpo. en cada parte del cuerpo comenzando con los pies, luego con las pantorrillas, las rodillas, los muslos, las caderas, es lestomago, brazos, pecho, hombros , las manos , la cabeza y por último el pelo. Pensar en el rostro que esta relajado, los ojos , la boca entonces todo, pero todo el cuerpo se sentirá sin presiones. Este tipo de ejercicio se puede realizar como una rutina entonces la podremos experimentar a cualquier hora y en cualquier momento si podemos comenzar a realizarla. Los efectos se verán a la semana, se hace en reposo y con paciencia y se siente que el cuerpo se siente aliviado y libre.

La persona que no llegue a concentrarse puede hacer ejercicios de estiramiento, en cuanto a la respiración es importante tomar conciencia de los ritmos de respiración, cuando tomamos aire lo hacemos de manera superficial porque tomamos aire rápidamente.

En las técnicas de relajación se toma aire hasta el final y luego se exhala, haciendo la respiración más profunda, cuando uno esta intranquilo respira de manera rápida, cuando uno está en paz se hace de manera regular. Pero no prestamos atención a la respiración a que la hacemos de manera automática. Se puede realizar una técnica controlando la respiración haciendo ejercicios que ayudaran a relajarnos. La respiración completa se hace cuando el diafragma separa el pecho del abdomen. el diafragma sube y se hincha tomando el aire.

Podemos sentir lo que nos pasa, asimilando la técnica de respiración podemos realizarla en cualquier momento , tomamos aire, llenamos los pulmones de aire, mantenemos el aire, lo vamos soltando de manera pausada. Si queremos acompañamos esto con un movimiento de brazos.

 

¿Cuándo hacer éstos ejercicios?

 

Los mejores momentos para hacer ejercicios que tengan que ver con la respiración es antes de comer o habiendo dejado que pasaran cuatro o cinco horas después de la última comida. Es la mejor hora a la mañana cuando nos levantamos y también antes de acostarnos.

Hay varios tipos de relajación dirigida pero todas se basan en la relajación de cuerpo de manera sencilla partiendo de enseñanzas básicas de técnicas para respirar y estirar con el tiempo todo esto nos hará sentir mejor. Hay cambios a largo plazo eso es seguro, lo que sucede que nos acordamos cuando la angustia y las tensiones nos desbordan, por lo tanto si queremos estar un poco mejor , con estos elementos podremos lograrlo.