Recomendar
Compartir

reiki usui
 
 
 

Reiki usui

El reiki es una disciplina que puede ser considerada muy beneficiosa para quienes sepan practicarla, la tomen en serio y estén dispuestos a abrazar sus ventajas; pero es esencial hacer hincapié en algunos factores que definen al reiki y que, naturalmente, lo distinguen de otra terapia alternativa.

Para aquellos que no se encuentran muy familiarizados con esta cultura milenaria, decimos que el reiki no es único ya que acepta divisiones, por ejemplo, tenemos al Reiki Usui y al Reiki Karuna, ambos parecidos pero no iguales.

 
 

El Reiki de Mikao Usui

El reiki usui al igual que el reiki karuna es un sistema de sanación por el cual podemos canalizar energías naturales que nos son útiles para poder restablecer un equilibrio físico, mental, espiritual y emocional. El Reiki Usui hace hincapié en el KI que es l energía física y en el REI que es el origine de la misma. Muchos se preguntaran a esta altura por qué se llama "Usui", la respuesta se relaciona con su descubridor o precursor, Mikao Usui. Es cierto que no podemos encontrar alguna documentación escrita que revele los orígenes del reiki, ya que esta tradición terapéutica fue pasándose de boca en boca. Lo que estos testimonios aseguran es que Mikao, en 1870, fue quien experimento los beneficios del reiki; sus alumnos lo cuestionaron preguntándole cómo sanaba Jesús a los enfermos a lo que Mikao contestó "jesus dijo: "el que crea en mi, en mis obras, las hará aún más grandes"". Mikao viajó a Estados Unidos donde habitó 7 años con el propósito de estudiar teología y los evangelios que narraban las proezas de Jesús, esperando encontrar los secretos de sus milagros. Para ello empezó por comprar las diversas religiones, y descubrió que Gautama Sidharta había llevado a cabo curaciones similares.

Ya con una pista sustentable, Mikao regresó a Japón pero sin cesar su investigación, visitando diversos monasterios, hasta que en uno de ellos creyó haber encontrado lo que buscaba. Halló un manuscrito, en donde el mismo Buda aseguraba que existían símbolos y procedimientos del año 2500 a C. para realizar sanaciones y transmitir estas facultades a otras personas. Sin pensarlo, Mikao comunicó su hallazgo a un maestro Zen del monasterio, y ambos decidieron aislarse para proceder a la meditación en la montaña sagrada de Kuruyuma. La historia dice, que durante 21 días Mikao colocó veintiuna piedras en el suelo y de esa forma podía medir el paso del tiempo, cada vez que un día finalizaba, removía una piedra.

La revelación

Una vez concluido los primeros 20 días de meditación, más precisamente en el día 21, Mikao observó una esfera luminosa que se dirigía directamente hacia él, su reacción inmediata fue alejarse de la misma, pero luego entendió que debía aceptar la realidad tal como se le presentaba en ese momento. Fue allí donde la luz penetró por su tercer ojo y pudo presenciar los símbolos del Reiki, los cuales se quedaron plasmados en su mente. Fue así, como en años posteriores Mikao Usui decidió practicar el Reiki sobre las personas, transmitiendo a su vez todos los conocimientos adquiridos aquella vez. Las primeras curaciones de Miako fueron hechas sobre mendigos de Kioto, las mismas les devolvían la integridad física. Lo que ocurría luego con estos mendigos fue lo que hizo pensar a Mikao, ya que ellos, luego de ser curados, volvían a mendigar, alegando que preferían hacerlo antes de tener responsabilidades. Luego de analizar estos argumentos, Usui se dio cuenta de que había curado solo el cuerpo físico, no el espíritu. Los mendigos no sabían lo que era la gratitud y el sentido de la responsabilidad. Es así como nace uno de los principios fundamentales del Reiki Usui: "todo acto recibido exige que el recepto le otorgue valor". Ya con esta premisa, Miako extendió sus enseñanzas de Reiki por todo Japón, brindándoles a sus discípulos la capacidad de transmitir la Energía Universal mediante la imposición de manos. Mikao falleció en 1930, pero ya habiendo instruido más de una decena de maestros que luego propagarían sus enseñanzas alrededor de Japón y el mundo.

 

Principios básicos del Reiki Usui

 

Hoy no debes preocuparte: lo que imparte este principio radica en evitar el estrés innecesario, lo que puede solucionarse no merece preocupación exagerada. Lo que se trata de lograr mediante esto, es poner conciencia a nuestros pensamientos.

Hoy no te enfades: muy similar al principio anterior, evitar la ira y la agresividad, como las emociones negativas diarias. Es de esa forma en que podemos llegar a alcanzar el equilibrio deseado.

Honra a tus padres, hermanos y maestros: una tradición japonesa que asegura que si respetamos y honramos a los otros, también lo estamos haciendo con nosotros mismos.

Gana tu vida honradamente: debemos ganarnos nuestro pan de forma digna y respetable, esto significa que debemos poner lo mejor de cada uno como profesionales y así nos veremos recompensados.

Mostrar gratitud por aquello que nos rodea: agradecer tanto las pequeñas cosas como las grandes, apreciar cada segundo de vida como si fuera el último y los valores que ésta nos dio: amigos, familiares, hijos, etc.