Recomendar
Compartir

reiki a distancia
 
 
 

Reiki a distancia

El reiki es una disciplina que todos nosotros podemos practicar, sin limite de edad, sin distinción de sexo, pero uno de los requerimientos más importantes para poder adentrarnos en esta terapia radica en el compromiso con la misma.

El reiki no es un arte que puede llevarse a cabo de manera casual, sino que debemos saber, que estamos siendo parte de una cultura milenaria que requiere de nuestro respeto y dedicación. Existen 2 formas de reiki conocidas, la imposición de manos, seguramente la más popular, y lo que se denomina como "reiki a distancia", este último trata sobre cómo enviar la energía a una persona que no tenemos delante nuestro de forma física.

 
 

Cuándo tomar reiki a distancia

Como mencionamos previamente, el reiki a distancia puede llevarse a cabo, pero no en cualquier momento, se aprende en el segundo nivel de reiki, ya que ante todo necesitamos la iniciación y los conocimientos básicos de esta terapia para poder llevarla a cabo de manera plena. Muchos se preguntan si la transmisión de energía a distancia es algo nuevo; y la verdad, no lo es, es una técnica que muchos han venido utilizando desde épocas ancestrales. Desde el oriente, más precisamente Japón, los expertos han trabajado en la mejora de la transmisión de energía a distancia. En occidente, es un conocimiento nuevo, que todavía debe pulirse.

Vulgarmente, la descripción de la transmisión de energía positiva o negativa, se da a conocer cuando decimos "le envio mi amor a" o cuando se tiene constantes pensamientos negativos sobre un individuo, lo que, en ocasiones recurrentes, tiene un efecto de malestar en la persona a la cual estamos deseando el mal. Aunque es cierto que el reiki a distancia se emplea de forma positiva, también puede usarse de manera negativa, pero nuestros guías no permitirían tal atrocidad. Mediante el símbolo de la distancia, conocido como "Hon-Sha-Ze-Sho-Nen" podemos enviar la cantidad de energía a la persona que queramos. Para hacerlo solo debemos enfocar nuestra atención y pensamientos.

Reiki a distancia paso a paso

Para poder llevar a cabo el reiki a distancia, se necesita de algún preparativos esenciales que nombraremos a continuación:

Lo primero: obviamente, debemos tener en menta a la persona a la cual enviaremos nuestra energía positiva o de sanación, también se admite un grupo de personas como objetivo final. Algo, no obligatorio, pero sí muy recomendable es la práctica de la meditación; existen diversos tipos de meditación, el más popular para estos casos es la meditación del cuerpo interior, para poder llenar nuestro "yo" de luz. Otra meditación recomendada es la de "cielo-tierra", si no estamos seguros al respecto, debemos consultar con nuestros maestros.

Contar con un permiso: Para poder practicar el reiki a distancia sobre una persona, es necesario contar con su permiso, si obviamos este paso estaríamos exponiéndonos a consecuencias kármicas por "intrometernos". Aquí se abre una abanico de posibilidades en cuanto a la forma de pedir permiso. Podemos hacerlo de la manera mas obvia, pidiendo el permiso directamente a la persona, o hacerlo por medio de la visualización, hacia su Ser Interior. Para poder llevar a cabo este método, cerraremos los ojos y pensaremos en el individuo en cuestión intentando sentirlo entre nosotros, una vez que esto ocurra, preguntaremos por su permiso.

 

Técnicas para realizar el reiki a distancia

 

Existen diversas técnicas para poder realizar el reiki a distancia: la técnica del sustituto, la de los muslos, la de la fotografía, de la reducción, y la técnica de la visualización: Éstas son, sin lugar a dudas, las más populares.

*La técnica de la visualización es la más usada, tanto por expertos como por principiantes; mediante la meditación podemos hacer una visualización para "enviar reiki". No es aconsejada para aquellos que no puedan controlar totalmente la visualización. Aquí juega mucho la imaginación de cada uno de nosotros, podemos visualizarnos delante de la persona, a una distancia no muy grande, y así proyectar la energía.

*La técnica de la reducción se basa en imaginarnos al otro individuo de forma pequeña, para poder tomarlo y meterlo en una bola de luz donde proyectamos el reiki.

*La técnica de la fotografía es bastante simple, se basa en práctica reiki al individuo mediante su foto o imagen. Detrás de la fotografía se dibujarán los símbolos del reiki para después enviar dicha energía.

*La técnica de los muslos es bastante "exótica" pero efectiva, nos imaginamos que nuestro muslo derecho es el área frontal del individuo, mientras que el muslo izquierdo es su parte trasera, y de esta forma practicamos la sesión.

*Por ultimo tenemos la técnica del sustituto, aquí ya empleamos un muñeco, almohadón o un objeto y practicamos el reiki sobre éste, pensando obviamente al objeto como la persona en cuestión. Debemos ser consientes de que estamos enviando la energía, aunque lo hagamos a través de objetos.