Recomendar
Compartir

maestria en reiki
 
 
 

Maestría en reiki

Ya hemos hablado de los diferentes niveles de reiki, sus aplicaciones, beneficios, ventajas, características y demás aspectos de esta disciplina tan atractiva para muchos, en especial los que están interesados en terapias alternativas no invasivas. Cada nivel de reiki posee cierto aprendizaje, específico tanto en su temario como simbología. Cuando llegamos a la maestria de reiki es porque hemos alcanzado el máximo nivel en esta disciplina y es aquí en donde se jugará un papel crucial en cuanto al desempeño como futuros maestros de reiki.

La maestria de reiki no es algo que podamos ni debamos tomar a la ligera, se necesita el mismo nivel de compromiso y entrega que en los primeros 3 niveles de reiki. La maestria no solo nos ayuda a formarnos como futuros maestros de reiki, sino también nos brinda mucho más conocimientos, tanto a nivel simbolico, como a nivel espiritual.

 
 

¿En qué consiste exactamente la maestria en reiki?

Esta es la pregunta del millón, qué es la maestría, que se nos enseña, que cosas nuevas aprendemos y cuales son las que profundizamos. Lo que sabemos de este ultimo nivel de reiki, es que tiene como fin completar y complementar el entrenamiento para poder llevar a cabo la práctica de reiki. No nos olvidemos, que seremos nosotros quienes iniciaremos a nuestros alumnos en este arte y debemos estar correctamente preparados para poder hacerlo. Los expertos en este tema, aseguran que la maestria en reiki denota un camino de crecimiento interior y de aprendizaje, y lo que tratamos de hacer aquí, es sencillamente tratar de obtener este privilegio de poder conectar a las personas con sus fuentes de energía vital innatas en ellas. Lo que se destaca de la maestria es la responsabilidad del futuro maestro ya que será él (o nosotros) los que le diremos a otros qué hacer y cómo hacerlo, es por ello que se tiene la responsabilidad de "prepararse uno mismo, para preparar al resto".

El entrenamiento

El entrenamiento del maestro de reiki se divide en dos partes o aspectos fundamentales. Decimos que el primero trata sobre las iniciaciones de los primeros 3 niveles de reiki, mientras que la segunda parte es la que se basa en la iniciación de los maestros. Aquí se suele hacer otra pregunta que se relaciona con los tiempos de entrenamiento en la maestria de reiki, y lo que vale aclarar es que no existe un parámetro de meses determinado. Es decir no podemos decir que ser maestro de reiki lleva una "x" cantidad de tiempo, sino que el entrenamiento varía de acuerdo a cada individuo y cómo lo absorba. En casos ha ido de 6 meses a un año. Cuando tomamos la maestria no solo aprendemos a iniciar al otro, sino también a conocernos un poco más interiormente, recibiendo más herramientas para poder trabajar el reiki a fondo, como a su vez, mayor conocimiento. Nosotros ayudaremos a formar los caminos de otros, y es por eso que debemos contar con todas los recursos necesarios para ello. Los maestros de reiki deben estar capacitados para abordar situaciones personales, como inconvenientes espirituales de nuestros practicantes; debemos mantener nuestro canal puro y limpio, para permitir que la energía vital surja sin ningún obstáculo. Para lograr esta limpieza, debemos realizar trabajos interiores, para conocernos más a fondo y así también estar al tanto de nuestras limitaciones.

Temario

La maestria en reiki Usui admite diversos temas que detallaremos a continuación, debemos aclarar que los mismos deben ser practicados con frecuencia para poder llegar a una vitalidad plena. Ante todo, decimos que en la maestría de este tipo de reiki se realiza la sintonización al nivel Master es decir, se nos enseña a iniciar los diversos niveles de Reiki. También se nos enseña a realizar las sintonizaciones curativas, tanto a nivel físico como emocional. Por último existe un agregado de nuevos símbolos, en la mayoría de los casos, la maestría en reiki tiene una duración no mayor a 5 sesiones.

 

La responsabilidad del maestro

 

Nosotros debemos ser consientes de que tenemos una enorme responsabilidad en nuestras manos, tanto nivel moral como espiritual, es por ello que debemos tener en claro nuestra capacidad como docente y nuestra función como canal de transmisión de la energía vital universal, ambas cosas son muy diferentes.

Los cambios que ocasionaremos no será solo en los demás, sino también en nosotros mismos, por eso seguiremos siendo "pacientes"; la humildad es la clave para poder tener una excelente maestría. Aunque tengamos una excelente capacidad de sanación, debemos tener en claro que solo somos un canal para lograr la misma, y no más que esto, de lo contrario, estamos expuestos a perder el eje.