Recomendar
Compartir

chakras reiki
 
 
 

Chakras del reiki

El reiki como toda disciplina posee particularidades, características, ventajas, beneficios, técnicas y demás aspectos que deben ser tenidos en cuenta si vamos a empezar a practicarla. El reiki es una terapia complementaria muy particular, ya que combina cuerpo físico con nuestra espiritualidad y psiquis.

Mediante el reiki sanamos tanto nuestra parte física como mental, pero para poder gozar de estos beneficios, es necario que nos adentremos a uno de los aspectos más singulares del reiki, nos referimos a los chakras.

 
 

¿Qué son los chakras?

Para hablar de sanación en reiki dedemos hablar de los chakras, éstos son puntos energéticos que siempre reciben energía, y son estos chakras los que canalizan dicha energía envíandola a ciertos lugares de nuestro cuerpo. Para poder comprender bien este proceso, debemos marca la diferencia entre el cuerpo físico y el cuerpo etérico, este último es un cuerpo energético que posee una vibración muy fina y envuelve de manera completa al cuerpo físico. Los chakras en el cuerpo etérico se encuentran situados donde están las glándulas endócrinas, dentro del cuerpo físico. Ambos cuerpos utilizan la corriente de energía para conectarse entre sí; decimos que es el cuerpo etérico el que absorbe los niveles de energía del ambiente y pasa esa energía por medio de los chakras hacia el cuerpo físico, utilizando las glándulas endócrinas. Para aquellos que no poseen u gran conocimiento sobre el tema, les decimos que es justamente el sistema endócrino el que se encarga de mantener el equilibrio hormonal y es así como tiene un impacto directo sobre las emociones de los individuos. Por eso, la conclusión más obvia indica que cuando los chakras están en desequilibrio, también lo estará el sistema endócrino.

Cuando nos encontramos atravesando una situación de desequilibrio emocional o en alguna enfermedad, los centros energéticos se bloquean automáticamente, cuando practicamos reiki lo que hacemos es devolver el equilibrio perdido a los mismos, armonizando tanto el cuerpo etérico como físico. Cada chakra posee una función concreta, las cuales se relacionan con diferentes emociones; aunque es cierto que cada uno sea distinto, todos son igual de importantes, lo que indica que cuando uno está desequilibrado, lo mismo ocurrirá con el resto.

Tipos de chakras

Chakra de la raíz: éste se encuentra en el periné, su color es rojo, su elemento la tierra, sus funciones son de vitalidad física, abundancia y creatividad. Sus glándulas y órganos son los riñones, la vejiga, la espina dorsal, el colon, las piernas y los huesos. Los minerales asociados a este chakra son: el rubí, el granate, el jaspe rojo y la oxidiana. Los alimentos son las proteínas, frutas rojas y vegetales.

Chakra del ombligo: se ubica desde el ombligo (como su nombre lo indica) hasta debado del abdomen. Su color es el naranja, su elemento es el agua, sus funciones se remiten a la fertilidad, la vitalidad física, a la energía sexual, y a las sensaciones y emociones- Sus glándulas y órganos son los genitales, testículos, próstatas, ovarios, vejiga y vientre. Los minerales asociados son el ámbar, citrino, topacio imperial y cornalina. Los alimentos son las frutas, los vegetales anarnjados y los líquidos.

Chakra del plexo solar: este chakra se ubica sobre el ombligo, debajo del pecho-, el color de dicho chakra es amarillo (o dorado), su elemento es el fuego mientras que sus funciones se enfocan en la sabiduría, en vitalizar el sistema nervioso y en los procesos digestivos. Sus glándulas y órganos son el hígado, el estómago, el sistema nervioso y los músculos; los minerales asociados son el ámbar, el oro y el citrino. Los alimentos: frutas, vegetales amarillos y almidones.

Chakra del corazón: este chakra se ubica, por supuesto, en el medio del pecho, su color es el verde y su elemento el aire. Sus funciones son la fuerza, el estímulo de la energía de la sangre y la propagación de la fuerza vital. Sus glándulas y órganos son el corazón, el sistema circulatorio, los brazos, pulmones y manos. Los minerales asociados son: la esmeralda, malaquita, jade y cuarzo rosado. Los alimentos, las frutas y verduras.

Chakra de la garganta: se ubica en la garganta, su color es azul y su elemento el éter. Sus funciones son la expresión, comunicación y el habla. Sus glándulas y órganos son los pulmones, la garganta, el hipotálamo, las cuerdas vocales, la boca y la tiroides. Los minerales asociados son: turquesa, aguamarina y el topacio azul. Los alimentos las frutas y vegetales de color morado.

 

Últimos chakras

 

Chakra del tercer ojo: se ubica entre las cejas, su color es azul oscuro y su elemento la luz. Sus funciones son la de vitalizar el cerebelo y el sistema nervioso central, relaja la parte de la mente potenciando la voluntad. Sus glándulas y órganos son el sistema nervioso simpático, la glándula pituitaria, los ojos, las orejas y la nariz. Los minerales asociados son el cristal de cuarzo y la amatista. Los alimentos, todos aquellos de color púrpura.

Chakra de la corona: se ubica en la coronilla, su color es blanco y su elemento el pensamiento y la voluntad. Las funciones que posee son las de vitalizar el encéfalo superior y las actividades espirituales. Sus glándulas y órganos son el sistema endócrino, la corteza cerebral y los ojos. Los minerales asociados son el diamante, la amatista y la selenita. Los alimentos de ese chakra son nulos, ya que se lo asocia con el ayuno.