Recomendar
Compartir

osteopatia tibetana
 
 
 

Osteopatía tibetana

Dentro de la osteopatía hay diferentes ramas que la practican con técnicas y desde puntos de vista diferentes, y uno de las más conocidas es la osteopatía tibetana. Básicamente la misma se trata de una técnica milenaria que considera a la columna como eje de la vida y del cuerpo humano, ya que la misma junto con sus vías reflejas, son las responsables de la coordinación de todas las funciones en nuestro organismo.

Dentro de la osteopatía tibetana se trata que el desplazamiento de las vertebras producen diferentes compresiones que lesionan los nervios de la persona alterando de esa manera sus funciones y teniendo como consecuencia una patología que por lo general se ve reflejada en diferentes dolores. La idea principal de la osteopatía tibetana es realizar una movilización de las manos en las vertebras para detectar cuales son las afectadas y poder reubicarlas de un modo no agresivo restableciendo las funciones orgánicas.

 
 

Un tratamiento manual no agresivo

Como mencionamos al comienzo, la osteopatía tibetana se trata de un tratamiento manual no agresivo, que tiene como objetivo principal aliviar el dolor y normalizar las funciones del paciente. Si bien, esta técnica había desaparecido por muchos años, hoy reaparece debido a al necesidad social que hay en cuanto a la mejor de problemas con la columna, siendo uno de los mas comunes ya que la mayoría de las patología que derivan del stress, repercuten en la columna y cuello. Generalmente los problemas en la columna suelen ir desarrollándose gradualmente con el paso del tiempo, no es un problema que surja de un día para otro. Algunas de las causas más comunes son las malas posturas, los golpes y los problemas musculares que desequilibran el esquema corporal. Incluso como habíamos mencionado en otros artículos acerca de la osteopatía muchos de los problemas que desembocan en la columna tienen que ver más con problemas psicológicos y emocionales que con problemas físicos en si.

Patologías

Son muchísimas las patologías que pueden tratarse mediante la osteopatía tibetana, como por ejemplo: lumbalgia, hernias, ciática, dolores en la cintura cadera y rodillas, problemas en las cervicales, migrañas, jaquecas. También, este tipo de osteopatía es muy útil en problemas de mareos, nauseas, zumbidos y específicamente vertido. En cuanto a los dolores, en el hombro, el hormigueo en los brazos y piernas y el síndrome del túnel carpiano son también algunos de los problemas más comunes que se tratan con la osteopatía tibetana. También no podemos dejar mencionar que la osteopatía tibetana es ideal para la artrosis, palpitaciones, taquicardia, dificultades respiratorias cifosis y trastornos urinarios e intestinales .de todos modos para que el tratamiento sea algo global y no algo centralizado en una zona es importante que se aborde todo el sistema muscular, considerando que el mismo esta compuesto por mas de 600 músculos cuya función es la de generar nuestros movimientos.

Es por esta razón que una de la partes mas importantes de los métodos correctivos que utiliza la osteopatía tibetana se aplica directamente en el sistema muscular mediante una actividad llamada Gimnasia postural correctiva. Básicamente lo que hace esta gimnasia es trabajar con las diferentes posturas que son las que producen esos anclajes en la tensión de mecánica y al mismo tiempo tonifica y estira los músculos manteniendo las correcciones correspondientes que se han realizado con la osteopatía tibetana.

 

¿Porqué elegir esta terapia?

 

Básicamente las razones por las cuales la osteopatía tibetana es una de las mejores alternativas cuando tienes problemas en la columna tienen que ver específicamente con el excelente tratamiento que resulta. Además debes tener en cuenta que el hecho de poder aliviarte de estas patologías te ayudara en muchos otros aspectos, como por ejemplo, podrás hacer deportes y actividades que quizás antes no podías; cesaran las jaquecas y migrañas, podrás moverte mas libremente, al mismo tiempo también te permitirá descansa mucho mejor, considerando que este tipo de patologías suelen provocar grandes trastornos en el descanso, y eso al mismo tiempo deriva en muchos otros problemas como el mal humor, el stress, la ansiedad y especialmente la irritabilidad lo cual te va a afectar en tu relación con tus seres queridos y especialmente en tu trabajo. Es por eso que resulta muy importante atacar estos problemas de raíz para poder llevar a cabo una vida más sana y mejor.

De todos modos como siempre recomendamos, si tu no estas un 100% convencido de que un tratamiento de osteopatía tibetana es lo que necesitas, te recomendamos que consultes con tu medico clínico para que el mismo pueda orientarte y decirte si realmente es lo que tu cuerpo necesita. De todos modos, la osteopatía tibetana como cualquier otro de los tipos de osteopatía no tiene ninguna repercusión negativa, por lo que no debes temer que te afecte en algo, justamente otra de las ventajas es que mejorar tus patologías con estos tyratamientos te alejaran de fármacos y drogas para el dolor que pueden se mucho mas dañinas.