Recomendar
Compartir

osteopatia hernia discal
 
 
 

Osteopatía para la hernia discal

La hernia discal es uno de los problemas más comunes por los cuales los osteópatas son consultados debido a que es uno de los problemas mas frecuentes especialmente en hombres. La misma se produce cuando el disco se desgarra y parte de él se sale de su sitio desplazándose y comprimiendo al nervio de la columna vertebral.

Las causas por las cuales se produce este problema tienen que ver con lesiones por traumatismos, golpes fuertes, sedentarismo, tensiones emocionales o bien, un exceso de presión en la zona que provoca que el mismo termina por desgarrarse y herniándose. El dolor es uno de los mas potentes cuando se trata de lesiones por eso es importante que le paciente se trate no solo clínicamente sino que también, pueda complementar sus tratamientos con una terapia alternativa.

 
 

Tratamientos de hernia discal

Los tratamientos de osteopatía para hernia de disco son bastante largos, ya que no es un problema que se solucione en pocas sesiones. Una de las ventajas que tiene la osteopatía en hernia discal es que la misma tiene la capacidad de adaptarse a la condición que presenta cada paciente, esto permite que más allá de la lesión, puedan tratarse desde bebes hasta ancianos. En el caso de la hernia discal vale destacar que los resultados son realmente asombrosos. No obstante vale aclarar que la hernia disco no es la causante de la ciática como muchas personas lo piensan ya que hay que tener en cuenta que para llegar a este problema, hay una lesión prexistente a la cual se le agrega una nueva disfunción.

Vale destacar que la mayoría de los pacientes que tienen este problema, pueden convivir con el mismo, pero considerado que es un problema doloroso, siempre se recomienda recurrir a algún tipo de tratamiento. Vale destacar que hay muchos casos comprobables en el mundo en donde la osteopatía para hernia discal ha ayudado a solucionar este problema sin la necesidad de que se tenga que recurrir al procedimiento quirúrgico. De hecho, existen estudios estadísticos que informan de una superioridad en los resultados de esta terapia, en donde el 85% de los pacientes sometidos pudieron evitar entrar al quirófano.

Le proceso de las sesiones para el tratamiento osteopatico de la hernia discal tiene que ver con realizar una exploración que lleva a cabo el osteópata a primera vista con el fin de evaluar al paciente, pasando por el sistema muscular y de articulaciones y así poder evaluar en que estado se encuentran los mismos. También es importante para el osteópata revisar en que estado se encuentra el movimiento de las vertebras.

Al mismo tiempo vale destacar que los tratamientos para este problema deben centrarse en el tejido blando ya que es allí donde se encuentran algunos acortamientos musculares e inflamaciones articulares. También es fundamental normalizar la cintura de compensación del cuerpo para conseguir una mayor estabilidad en el apoyo de las vertebras y eso lograra que se normalice el estado de la lesión. Es importante que el profesional tenga muy presente el tejido que se encuentra dañado precisamente porque una hernia discal esta marcando que la rotura de disco que se encuentra en las vertebras como mencionábamos anteriormente. Vale destacar que los tratamientos de osteopatía que se llevan a cabo en los casos de hernia discal no tienen ningún tipo de dolor, y al mismo tiempo no son tratamientos invasivos o agresivos por lo que la persona no sentirá dolor durante las sesiones.

 

Síntomas y causas de la hernia discal

 

Hay algunos síntomas que son inconfundibles cuando se trata de la hernia discal y es importante que se les preste atención ya que es la mejor manera para poder evitar cualquier tipo de intervención quirúrgica. Para que puedas estar al tanto, algunos de los síntomas mas comunes son el dolor lumbar que generalmente suele reflejarse en la cara posterior de la pierna o el brazo, especialmente si se realiza algún movimiento brusco o esfuerzo. Algunas impotencias funcionales como la perdida de la fuerza o las contracturas musculares; el hormigueo constante en las piernas también es un síntoma muy común de este problema junto con el adormecimiento y el hormigueo de los brazos.

Ten en cuenta que cuando se habla de hernia discal se está haciendo referencia a una lesión bastante molesta en donde la columna vertebral se encuentra degenerada por el disco intervertebral. Para que te des una idea de como se produce, vale destacar que por ejemplo, de día, cuando uno esta de pie se ejerce una presión continua debido al peso del cuerpo lo cual hace que se aumenten los esfuerzos físicos y especialmente las sobrecargas de cada una de las posturas. Durante esta presión lo que si sucede es que el disco pierde su espesor y en la noche con el reposo, el mismo se recupera. Para que el disco pueda hacer su transición correctamente siempre se recomienda evitar grandes esfuerzos y especialmente movimientos bruscos si la persona es propensa o siente dolores fuertes en la columna.