Recomendar
Compartir

osteopatia ginecologica
 
 
 

Osteopatía ginecológica

Como hemos hablado en varios artículos de nuestro sitio, la osteopatía comprende diferentes partes del cuerpo en las cuales se aplica con el fin de sanar o aliviar los dolores causados por lesiones, enfermedades o desequilibrios del metabolismo.

En el caso puntual de la osteopatía ginecológica, se enfoca principalmente en la mujer y su organismo, que como bien sabrás es bastante complejo. Principalmente se ocupa de atender cualquier posible disfunción que no hayan sido tenidos en cuenta por parte de las medidas sanitaria tradicionales. Al igual que cualquier otro tratamiento de este tipo, la osteopatía ginecológica no representa en lo absoluto a una terapia invasiva ni agresiva cuyo único objetivo es normalizar la estructura, fisiología y funcionamiento del metabolismo femenino.

 
 

Campos de acción

El ciclo femenino es uno de los más frágiles y además presenta desequilibrios permanentemente por eso es importante que se le preste atención y que se realicen los tratamientos mas sanos posible. Esto se debe a que muchas mujeres suelen seguir tratamientos hormonales, que lejos de mejorar el problema, muchas veces lo desequilibran mucho más, por eso siempre, como terapia de apoyo se prefiere que las mujeres se inclinen por las terapias alternativas. Teniendo esto en cuenta y lo complejo del ciclo femenino, podemos mencionar algunos de los campos específicos en donde se aplica esta terapia.

Trastornos del ciclo: muchas mujeres tienen ciclos irregulares, con mucho dolor o con síntomas que pueden estar relacionados con problemas tales como la congestión pélvica o problemas tales como dolores de cabeza, migrañas y jaquecas. También son comunes los dolores lumbares y del bajo vientre. Especialmente en momentos de la vida de la mujer como es la pubertad o la menopausia donde las molestias causadas por el metabolismo son mucho mas marcadas, los tratamientos alternativos para mejorarlas son muy recomendables.

Patologías hormonales: el sistema hormonal femenino también es bastante complejo teniendo en cuenta la cantidad de cambios por las que pasa el cuerpo femenino, y las patologías mas comunes que tienen que ver con el sistema hormonal son, por ejemplo, los síndromes pre-menstruales como la tensión mamaria o los cambios de humor repentinos; el fuerte dolor en los ovarios o el otero, acompañado por calambres, dolores musculares e incluso trastornos intestinales.

Por otra parte, también la osteopatía ginecológica resulta de gran ayuda en algunos problemas de una mala fertilidad la mujer tiene que justamente tiene que ver con los trastornos anteriormente mencionados. El campo de acción de la osteopatía ginecológica es muy amplio y también abarca problemas tales como las patologías vasculares (congestiones de la pelvis), patologías mecánicas como los trastornos en la estática pelviana; también trabaja sobre la movilidad del cuello del útero de manera local y con respecto al resto de las viseras. Básicamente en este sentido el objetivo de la osteopatía ginecológica es disminuir o eliminar los dolores para recuperar el ciclo fisiológico y restituir la movilidad de la paciente.

Suelo Pélvico

Uno de los problemas más comunes que se tratan dentro de la osteopatía ginecológica son los trastornos en el suelo pélvico, el cual se trata de del conjunto de músculos que se encuentran en el bajo abdomen y que básicamente sostienen las viseras tales como el recto, la matriz y la vejiga. La función que tiene el suelo pélvico es hacer de esfínter de los conductos de salida y de esta manera poder amortiguar las presiones abdominales que generalmente se causan con la tos, los estornudos o cuando corremos, por eso es tan importante que la musculatura del suelo pélvico se encuentre totalmente sana. Si estos músculos se encuentran débiles el organismo presenta problemas tales como: incontinencia urinaria, disfunciones sexuales de diferentes tipos, en aspectos mas graves los prolapsos también son una posibilidad (la exteriorización de diferentes órganos por la vagina); en este ultimo caso es fundamental que se prevenga debido a que de lo contrario la paciente deberá someterse a un procedimiento quirúrgico debido a la gravedad de la patología. Además de la terapia de osteopatía ginecología el profesional suele darle a la paciente algunos ejercicios para la rehabilitación como ejercicios con aparatos bio-feedback , electro-estimulación, ejercicios abdominales, terapias con conos vaginales, entre otros.

 

Técnicas que se utilizan

 

Es importante destacar que las técnicas de osteopatía ginecológica que suelen aplicarse para cada caso no son para nada dolorosas ya que simplemente lo que se hace es buscar hacer una serie de ajustes en la estructura y solo después de llevar a cabo esto.

Si es necesario se le enseña a la paciente diferentes ejercicios de rehabilitación, pero ninguna de las técnicas son dolorosas, invasivas o agresivas además de que el osteópata profesional cuida muchísimo el respeto hacia la persona con respecto a su intimidad y fisiología. Recuerda que es una terapia ideal para cualquier tipo de trastorno relacionado a las incontinencias, y disfunciones generales que provocan dolores en el organismo femenino.