Recomendar
Compartir

camillas para osteopatia
 
 
 

Camillas para osteopatía

La osteopatía es un tipo de terapia alternativa que estudia las enfermedades y males de una persona a través de sus tres cuerpo: el mental el físico y el emocional; es uno de los tratamientos alternativos mas efectivos debido a que trata la zona directa de la lesión, o bien del dolor, para de esa manera poder aliviar el malestar del paciente. Muchas personas piensan que en la osteopatía se realizan masajes terapéuticos, pero esto no es así; si bien para que el medico osteópata pueda trabajar el paciente tiene que estar recostado en una camilla, la osteopatía no recurre a los masajes terapéuticos.

Por supuesto, el medico osteópata deberá contar con un equipamiento adecuado para tratar al paciente y precisamente el mas importante es la camilla.

 
 

Características de las camillas de osteopatía

Las camillas de osteopatía son específicamente para esta terapia, ya que deben cumplir con ciertas características que se ajusten a cualquiera de los problemas que pueda llegar a tener el paciente. Es importante que tenga los mecanismos necesarios para subirla y bajarla y acomodarla según la posición que le sea mas fácil al medico para atender a su paciente, de la misma forma que para el paciente. Es fundamental la plena relajación, por ello la camilla debe ser por demás cómoda y reconfortable, de lo contrario, el paciente estará tenso y eso solo perjudicara la sesión de osteopatía. Las camillas de osteopatía pueden conseguirse en cualquier tipo de tienda ortopedista y en tiendas especializadas, y es importante que sepas que sus valores son bastante altos pero el producto suele ser de una excelente calidad. Por ejemplo, una camilla con sistema de 7 drops mecánicos y una resistencia regulable, que posee posiciones cervicales, dorsales, lumbares y podal cuesta entre 3 mil y 4 mil Dólares. Por supuesto hay camillas de osteopatía que son mucho más económicas, pero vale destacar que la calidad de la misma debe ser óptima para que tú como osteópata puedas trabajar tranquilo, y que tu paciente se encuentre cómodo.

El consultorio del osteópata

Como hemos mencionado es fundamental contar con un equipamiento moderno especialmente porque lo osteópatas están acostumbrados a atender todo tipo de enfermedades, dolencias del cuerpo, lesiones musculares y enfermedades en los huesos, por ello debe brindarle al paciente mucha confianza. Además hay que tener en cuenta que la osteopatía no solo trata el problema físico, sino que también va a la raíz del mismo desde le lado psicológico y emocional. Este es un punto interesante porque será lo que al medico le de pauta para decorar su consultorio. Teniendo en cuenta que la persona se tiene que relajar y sentirse en confianza, es importante que haga de su consultorio un lugar acogedor. Dos aliados excelentes para ello son sin lugar a dudas la aromaterapia y la musicoterapia, ya que ambos combinados mas el tratamiento correspondiente lograran que la persona se relaje y se halle más abierto a una cura o mejoría.

¿La camilla debe ser específica?

Lógicamente te encontrarás con que el mercado te ofrecerá un sinfín de alternativas en cuanto a camillas, ya que además de camillas para osteopatía también hay camillas para masajes, las cuales son las mas populares y más económicas. No obstante las canillas para masajes no te permiten demasiadas posiciones, por ello es importante que no las tengas en cuenta ya que de lo contrario no podrás trabajar con comodidad. Es decir, si por ejemplo tienes que atender a un paciente que tiene que colocarse en una posición determinada, al tener una camilla rígida, no podrás lograr acomodarlo como debes, para que el este cómodo y para que tu puedas trabajar. Si lo que te preocupa es el precio, no lo estés ya que muchas tiendas que se dedican a comercializar camillas para osteopatía ofrecen todo tipo de facilidades de pago y promociones e incluso hasta ofertas por ello es importante que averigües que beneficios te pueden llegar a ofrecer a ti como profesional.

 

Cuidados de la camilla

 

Es importante que la camilla este cubierta con algún material especial cada vez que venga un paciente y que el mismo sea intercambiable. Debido a que la osteopatía trabaja mucho con la energía, un paciente puede dejar su energía plasmada en la camilla y luego pasársela a otro, interfiriendo así con ambos tratamientos. Es importante que luego de cada sesión limpies la camilla para que así no tengas este problema.

También es fundamental que la camilla se encuentre en optimo estado todo el año, por ello te recomendamos que cada 6 meses la hagas revisar para asegurarte que todos sus componentes se encuentran en orden y que no tendrás ningún problema al menos por un tiempo. Por ultimo, siempre cuenta con un técnico a mano para que en caso de alguna eventualidad pueda ayudarte a resolver cualquier problema que surja con la camilla.