Recomendar
Compartir

musicoterapia autismo
 
 
 

Musicoterapia para el autismo

La musicoterapia para un niño autista es un recurso más que ayudara a tratar el problema. Hace que la música sea un puente de ayuda en un engranaje complejo como es el autismo, recién en el año 1943 se trata al autismo como tal aunque el síndrome ya se había visto unas décadas antes.

El autismo se caracteriza por ser un síndrome en el cual el niño no puede relacionarse con las personas. Dicho asi es una forma muy resumida pero el niño que tiene autismo tiene una incapacidad de relacionamiento , en donde en algunos casos observados había serias lesiones orgánicas y en otros casos se bordeaba con la normalidad.

 
 

Para combatir el autismo

Hay autistas que son así normales que tienen muy buena capacidad intelectual y buen desarrollo en el lenguaje, hay uno que se llama síndrome de Kanner que se usa haciendo referencia a el síndrome de Kanner y refiere a casos en donde hay signos nucleares clásico en donde hay un prototipo de rasgos comunes. Dentro del autismo clásico se verifican las siguientes sintomatologías, hay una soledad del autista, el deseo de preservar la invariancia y las islas de capacidad. Estos son aspectos que no se dan de la misma manera, algunos tienen variantes y se suman otros problemas.

Hay un trastorno básico en el comienzo de sus vidas para poder relacionarse con las personas y en determinadas situaciones eso quiere decir que no prestan atención, excluyen o desatienden todo lo que viene del afuera. En cuanto al deseo de invariancia quiere decir que los movimientos y las expresiones son repetitivas , hay un comportamiento obsesivo en donde nada varia.

En cuanto las islas tienen un buen vocabulario, muy buena memoria mecánica o sea que saben repetir por ejemplo un poema, y tienen patrones que marcan una buena inteligencia. Tienen mirada rotatoria o sea que o mantienen contacto directo con la vista, con gestos faciales pobres, un lenguaje también pobre, tienen intereses aislados , se mueven por impulsos de forma independiente sin acatar normas, no pueden aprender , tienen muy buen pensamiento lógico abstracto. Y lo más llamativo es que no tienen instintos ni un gran apego. Se manifiesta ates de los tres años de edad.

En cuanto a las reacciones que siente a través de un estimulo musical se hicieron estudios para valorar el pulso y la circulación, se trabajo con sonidos como el de los tambores, también se usaron diapasones e instrumentos de cuerda y de viento en donde se midió la presión sanguínea y las pulsaciones.

Lo que se usa con estos niños es mucha percusión para ver su efecto, sonidos que sean altamente audibles y que además llevan a realizar movimientos, de esta manera se envía un mensaje para esperar una respuesta. Estos son algunos elementos técnicos que se usan en la musicoterapia para autistas.

También es ayuda con el sonido de la voz en el canto. Se busca que hay múltiples sonidos agregando pandereta, platillos , campanas triángulos en donde se tenga que poner en movimiento todo el cuerpo y estimular asi ala danza. Lo que se intenta es estimular con música para que se realicen movimientos .

En el caso de niños autistas se trabaja sobre la música de manera pasiva en donde la persona lo que hará es responder según al estimulo que reciba. Hay sonidos que son de contenido regresivo como ser el sonido del agua, de la respiración.

Hay sonidos que son estructurados que pueden ser los fragmentos sinfónicos, sonidos electrónicos que son los sonidos que se hacen con objetos y el objeto es el intermediario de reproducir el sonido. Para trabajar con niños autistas se usa un aula que es diferente a la habitual se usa la misma decoración durante toda la experiencia.

 

¿Cómo se trabaja con los niños?

 

Se trabaja con agua, o elementos que pertenecen al mundo del autista, se esperan reacciones y respuestas no verbales y se juega a través el agua. No hay niños autistas que rechacen el agua, se juega con el salpicado, el trasiego de agua y se hace ritmo con agua, se tiene contacto con la piel , se trabaja de manera diaria en sesiones de no más de 15 minutos. Son sesiones individuales, además de trabajar con el elemento agua, se trabajan con las caricias y el contacto. También como música de fondo se usa música clásica que se irá alternando con los sonidos. El manejo de la música sera introducido de forma lenta y natural.

Hay manifestaciones espontaneas del niño, otro trabajo que se hace pero siempre en no más de 5 minutos es trabajar con chasquidos, con latidos del corazón o sonidos del propio niño. Se puede incorporara algún elemento como la flauta y hacer que salga el sonido por medio de la respiración. De esta manera trabaja el musicólogo con un niño autista, con mucho trabajo y también con mucha dedicación.