Recomendar
Compartir

meditacion con angeles
 
 
 

Meditación con ángeles

La meditación es un estado en donde el cuerpo y el alma se conectan, es buscar en unos minutos de paz encontrarse con uno mismo. Hay distintas maneras de conexión vaciándose del afuera. Pero una tendencia que surge hoy en día dentro de las búsquedas espirituales es la protección de los ángeles. Bien es sabido que en la religión católica la figura del angel esta en Gabriel que fue el ángel que se le presento a la Virgen María para anunciarle que sería madre.

Para poder llegar a sentir la protección angelical, se debe meditar y para ello nos vamos a guiar concentrándonos en los pensamientos de paz . Lo que se necesita es un lugar cómodo de la casa en donde nadie nos interrumpa. Hay que realizar respiraciones pausadas y lentas vaciando la mente de pensamientos negativos antes de empezar. Hay ejercicios que tienen puntos clave para llegar a la relajación.

 
 

¿Cómo desarrollar ésta actividad?

Sirve tratar de visualizar una imagen en la mente, en este caso será una luz dorada que nos dará fuerza y sensación de paz. Luego hay que pensar en cuatro ángeles de protección y se visualiza a Gabriel delante nuestro y se le pide que sea nuestro guía y protector, usando la espada de la verdad para proteger esclarecer de cualquier situación. También que proteja nuestra paz espiritual con la antorcha para esclarecer cualquier situación.

Para hacer estos ejercicios hay que estar en paz y plenos de energía, confiados en la meditación y con la fe puesta en los ángeles. El ángel de la guarda es al que invocamos cuando estamos mal, por eso las oraciones que dicen de la siguiente forma: ángel de la guarda dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. Eso es lo que se intenta buscar en los momentos oscuros que el ángel de la guarda nos acompañe y no nos suelte. Cada persona tendrá su mantra que le dará paz. También en meditación muchas personas usaran tal vez la palabra Om en su calma interior.

No todos creen en los ángeles, no todos creen en Dios, por lo tanto ven a estas experiencias místicas como algo irracional. Si se es agnóstico no se creerá pero que hay algo que nos protege puede llegar a ser cierto.

Las experiencias religiosas son inexplicables, un encuentro con ángeles no tiene ningún sentido lógico, pero también sabemos que exite la maldad por lo tanto la contrapartida será el diablo. Hay personas mas propensas que otras a tener un sexto sentido, a tener una sensibilidad distinta al resto. Pero es muy importante la fe y las creencias, si no se las tiene por mas que se intente el estado de concentración y meditación con ángeles será imposible. Es muy respetable pensar que hay un ser más allá que nos protege, y cuando los niños tienen miedo o están desamparados se recurre al ángel de la guarda como figura para que se les vayan los temores.

Cuando pensamos en la meditación sabemos que vamos a transportarnos un estado de serenidad, si esta meditación está enfocada a los ángeles esa meditación será entorno a una figura que nos da paz. La belleza del angel es lo que nos da la serenidad, además nos resulta una figura conocida si somos practicantes de la religión católica. En un punto todas las religiones confluyen que es en la búsqueda de la espiritualidad, en el recogimiento y en la bondad. Esto es de carácter universal y no importa si es Oriente u Occidente, si se basa en las técnicas de meditación del Zen, el budismo o el taoísmo, asi como en la religión Musulmana es Ala o en la judía Yaveh.

Es el propio hombre que genera las figuras que quiere para seguir el camino y alimentarse de espiritualidad. El paso de la vida de una persona es corta en la historia del mundo, diríamos que un promedio de 80 años no es nada comparado con la existencia de una roca, allí se acumulan miles de años en donde la tierra paso por distintas etapas. Es entendible y valorable y no menos reconocido conectar con la espiritualidad desde el lugar que se pueda. Hay personas que creen fervientemente que los ángeles están protegiendo, y que se los puede invocar en la meditación.

 

Invocando a los ángeles

 

La técnica de meditación es la misma que en cualquier circunstancia con trasfondo religioso o no, pero se invoca a los ángeles, a la figura del que más nos de confianza y sea más conocido por nosotros. También hay cosas inexplicables en el mundo, que son sensaciones y si lo pasamos al rigor científico no son cuantificables ni tienen valor nada más que para la persona que lo vivió.

Hay también muchos que hacen negocio con este tipo de vivencias, haciendo creer que tienen poderes especiales de visiones. Por lo tanto si decidimos hacer este tipo de meditación con ángeles, lo mejor seria tener alguna lectura previa de la biblia y elegir al ángel que nos proteja. Luego iniciar la meditación con las técnicas habituales de meditación y relajación y poner la mente en el angel seleccionado, si funciona y nos hace sentir mejor, será valido.