Recomendar
Compartir

masajes relajantes
 
 
 

Masajes relajantes

Los masajes relajantes son los que hacen que nuestra mente y cuerpo estén en estado de relajación descontracturando los músculos y haciéndoos sentir bien. Son masajes que se hacen de manera delicada y pausada proporcionado relajación. Para llegar a este estado se debe contar también con alguna ayuda extra como ser el espacio relajado y tranquilo, música y luz tenue.

Para dar masajes diríamos que hay muchas técnicas, y que se las conoce por distintos nombres, algunas van acompañadas por cremas, otras por aceites pero en definitiva la finalidad es calmar y relajar frente a las tensiones.

 
 

¿Cómo lograr la relajación máxima?

Lo que tiene el masaje relajante es que se fija la atención en la descarga de tensiones, la modalidad de aplicarlo es de manera suave y relajada, toda persona que tenga buena voluntad y un mínimo de conocimientos poda aplicarlo siendo el efecto la relajación y la disminución de la contractura muscular dando de manera suave y no agresivo con la mano a la persona que se le realiza un suave masaje. Lo más importante es actuar sobre la tensión o los llamados nudos, que están ubicados en la espalda, en el musculo del trapecio y en la columna provocando gran tensión. La persona que realiza los masajes debe estar tranquila y relajada, eso hace que haya una buena conexión entre el que los hace y el que los recibe.

Cuando se nos da un masaje nos sentiremos en el omento que se nos da un estado de paz y de relajación si ponemos nuestra mente y nuestro cuerpo predispuestos a recibir el masaje. Se uso siempre para calmar el dolor, o para estimulo del tacto entre dos personas. El masaje terapéutico es el masaje recomendado frente a distintas situaciones.

El éxito de un tratamiento estará garantizado por la buena mano del que da el masaje y la constancia de la persona que lo recibe. El masaje terapéutico sirve además de sacar el dolor hacer recuperar la función circulatoria, no solo sirve para mejorar un estado físico sino también para un estado emocional. Los masajes de relajación lo que hacen es armonizar el sistema nervioso hace que se llegue a la relajación muscular, usando los aceites aromáticos se siente un gran placer cuando estos masajes son aplicados. Cuando se nos dan masajes relajantes de manera manual vamos a tener de manera progresiva una eliminación de las tensiones acumuladas que calmaran no solo el cuerpo sino la mente. Fueron creados para aliviar los músculos, se desarrollan con distintos movimientos y técnicas que armonizan como ser las velas, los inciensos, los aceites para estimular el organismo en sus cinco sentidos.

Para llegar a la mejor relajación está muy indicado crear un ambiente también relajado, con música y luces tenues. Se hace con movimientos pausados que tienen como finalidad relajar los músculos y liberarlos de los nudos insoportables que provocan las tensiones sirven como beneficio a nivel biológico, intelectual y metabólico así como cambiando el estado de ánimo de una persona. Sirven para dar tranquilidad, y se aplica por medio de las manos y los antebrazos.

Un masajista valorara el grado de tensión con solo tocar la zona afectada, solo con la presión de las manos se dará cuenta del lugar en donde está la tensión acumulada. A diferencia de los otros masajes los de relajación sirven para personas que tienen una alto grado de stress, así como en la que quieren sentirse mejor. No hay nada mejor que un masaje relajante hecho con la pareja, se ha demostrado que recibirlos favorecen al vínculo así como crean un mayor deseo mejorando la vida sexual y sacándole todo tipo de rutinas.

Sirven para alejarnos por un rato de las rutinas, de los problemas, calman los nervios y despejan la mente, no son aptos para las embarazadas para no estimular ningún nervio así como tampoco para personas que tengan quemaduras en la piel o hayan sido operadas últimamente. Si vamos a concurrir a un masajista siempre esta bueno que se consulte con un medico para que nos diga cuál es el tipo de masaje que nos favorecerá.

 

Acondicionando el ambiente

 

Existen varias escuelas de masajes que se dedican a la relajación, dando un beneficio físico y emocional , lo que si es imprescindible es que la persona que lo aplique sea un fisioterapeuta que haya hecho un curso al respecto.

En una camilla con una toalla, buena música, velas ese sería el estado en que deberíamos acondicionar el lugar para hacer el masaje, aceite el adecuado y las manos que sepan aplicarlo de esa manera vamos a sentirnos bien relajadas. Incluida la técnica de piedras calientes que mejoran el estado de nuestra espalda. También la aplicación de las piedras calientes es una de las terapias que ayuda a recuperar la energía perdida, es una manera de armonizar el alma, la mente y el espíritu.