Recomendar
Compartir

tipos de homeopatia
 
 
 

Tipos de homeopatía

La homeopatía es una de las terapias alternativas mas comunes y famosas en la actualidad, y se basa en los tratamientos hechos con medicinas herbales, 100% naturales. Ahora bien, hay algunos puntos de la homeopatía que son importante destacar para que puedas entender exactamente de que se trata la misma.

Primeramente, la misma no comprende a dos enfermedades como iguales, de la misma manera que no existen medicamentos idénticos, sino que todo se va diagnosticando según las características que presenta el paciente. Esto quiere decir que de la misma manera que otras terapias alternativas como la osteopatía, los diferentes tipos de homeopatía brindan una atención especializada, para cada individuo enfermo.

 
 

Una homeopatía para cada tipo de paciente

Si bien la homeopatía data desde la antigüedad, se conoce generalmente como medicamentos naturales, es importante hacer una diferencia y decir que existen tres tipos diferentes de homeopatía que tienen que ver con el tipo de paciente. Es decir, que se aplican cuando el paciente presenta características especificas.

Carbonica

Generalmente las personas a quienes se le recetan medicamentos hechos con calcárea carbónica (la cual se obtiene del carbonato cálcico que se encuentra contenido en las conchas de las ostras) tienen como característica especifica que son miedosas y tienden a sufrir diferentes tipos de fobias. Los síntomas para los tratamientos con este tipo de homeopatía tienen que ver con fracturas de huesos que tardan mucho en soldarse, en el caso de los bebes presentan los problemas de "costra láctea" los cuales se basan en el constante sudor de la cabeza a tal punto que muchas veces mojan excesivamente la almohada. Al mismo tiempo, también se tratan las hernias umbilicales y el rechazo a la leche materna. En el caso de personas un poco más grandes, son comunes los dolores de articulaciones y de espalda. Este tipo de pacientes también presentan muchos trastornos digestivos como el estreñimiento crónico o trastornos de alimentación como la obesidad o la bulimia. Si se trata de tratar a un bebé con este tipo de homeopatía, es fundamental que primero consultes con tu medico pediatra para mayor seguridad.

Homeopatía con fosforo

Las personas que deben seguir tratamientos con fosforo generalmente se caracterizan por ser excesivamente entusiastas, y al mismo tiempo también son propensas a la depresión. Ahora bien si hablamos de este tipo de homeopatía desde el punto de vista de la salud, las personas que cuentan con estas características cuentan con una mineralización insuficiente provocando un gran riesgo de que la persona este expuesta a infecciones graves, y algunos trastornos neuro-funcionales. Otros de los problemas de salud que presentan las personas que se tratan con homeopatía con fosforo tiene que ver con problemas en los huesos, fatiga crónica y dolores musculares; en la sangre, la carencia de fosforo presenta una gran disminución de las plaquetas. Por estas razones es que resulta fundamental que antes que la persona se someta a cualquier tipo de tratamientos homeopático, tenga los estudios necesarios para poder determinar cuales son los problemas en su salud.

Homeopatía con flúor

Le tercero de los tipos de homeopatía se trata del uso de flúor en personas que presentan cierto tipo de trastornos. Generalmente las características de los pacientes en estos casos tienen que ver con la falta de equilibrio y se carácter inseguro; generalmente estas personas carecen de minerales en su organismo. No obstante es importante que se tengan en cuenta algunos detalles con respecto al flúor, que resultan importantes para la salud. Hoy en día existe una gran cantidad de evidencia científica que demuestran que el flúor tiene altos noveles de toxicidad para el organismo humano, es por eso que, más allá de ser uno de los tres tipos de homeopatía mas importantes últimamente se están buscando otras alternativas para que la persona pueda consumir las mismas propiedades del flúor, pero en otras sustancias. Es fundamental que te informes bien al respecto, ya que resultará importante para tu salud.

 

¿Cuándo hacer tratamientos homeopáticos?

 

Como todas las terapias alternativas, es importante destacar que los tipos de homeopatía utilizados para la salud de las personas son simplemente un tratamiento de apoyo a los tratamientos médicos tradicionales. Es muy importante que antes de iniciar cualquiera consultes con tu medico, ya que si bien al ser tratamientos 100% naturales no presentan ningún riesgo, según el organismo de cada persona, los medicamentos homeopáticos pueden reaccionar de maneras diferentes. En el caso de que estés siguiendo algún tratamiento importante ya sea por alguna enfermedad o lesión crónica, simplemente utiliza la homeopatía como apoyo.

Al mismo tiempo es importante que tengas en cuenta que no necesariamente debes tomar medicamentos homeopáticos, sino que también puedes ingerir infusiones que son mucho menos riesgosas que los medicamentos homeopáticos compuestos. Los médicos homeópatas son profesionales y generalmente te podrán aconsejar y guiar con respecto a lo que puedes tomar según el problema que tengas.