Recomendar
Compartir

homeopatia alemana
 
 
 

Homeopatía alemana

Son muchas las formas de homeopatía que encontramos en la actualidad, es que, aunque estamos hablando de una práctica específica, esto no quiere decir que no posea variantes.

La homeopatía alemana se la conoce como una de las más efectivas y rápidas dentro del mundo de las terapias alternativas; posee más de 200 años de trayectoria. Pero no son muchas las personas que saben realmente qué es la homeopatía alemana y en qué consiste, no debemos confundir términos ni creer que sabemos todo lo necesario, solo porque conocemos algunos aspectos básicos de la homeopatía. Basta con solo poner esta palabra en algún buscador, y nos encontraremos con infinidad de sitios que creen saber de lo que están hablando, brindan información, a veces burda, a veces errónea sobre una terapia alternativa simple pero compleja a la vez.

 
 

Principios de la homeopatía alemana

Esta terapia nace en 1976 y fue creada por el médico alemán Samuel Hahnemann, pero debido a que no convencía a los médicos conservadores, ya que sus fundamentos empíricos y teóricos no eran aceptados científicamente, la homeopatía alemana había quedado relegada por un tiempo. Hasta el día de hoy, es un tratamiento que tiene adeptos como cuestionadores.

Fue este tipo de homeopatía la que sentó la base para la de tipo tradicional, la misma dice que "lo similar cura lo similar"; tomo un medicamento para determinados síntomas, dicho medicamento si lo tomara sin tener estos síntomas causarían la enfermedad. Pero para que esto ocurra, el medicamento homeopático debe ser ingerido en pequeñas dosis. Como podemos observar la homeopatía alemana de alguna manera ignora al método científico, ya que tienen sus principios en teorías filosóficas axiomáticas, y es por ello que no forma parte de la ciencia. Lo que propone la misma es que el individuo pueda integrarse con la naturaleza, que pueda encontrar su equilibrio mediante la misma y es de esta forma que curaría su cuerpo. Cuando observamos un medicamento de este tipo, notamos que se encuentra diluido en agua, y es que uno de los principios de la homeopatía alemana es que cuanto más diluido se encuentre la sustancia, más potente será para efectuar la curación. Debemos pensar que todos los medicamentos de esta clase se preparan con agua, y una vez que los elementos se encuentran mezclados, se agita el recipiente o frasco varias veces para lograr una eficaz "dinamización".

Los médicos homeopáticos, actualmente enuncian un término llamado "memoria del agua" para poder explicar los efectos positivos de estas terapias; el numero de diluciones del producto, es tan alto que nos encontramos con cantidades bajas pero de un gran principio activo. Aunque la literatura y comunidad científica no avalen a la homeopatía alemana como medicina, estos tratamientos tienen gran aceptación a nivel popular, es tal su fama que muchas obras sociales, o empresas de seguridad social cubren dichos tratamientos.

Homeopatía alemana en Europa

Que haya nacido en Alemania, no quiere decir que solo deba practicarse allí, la homeopatía alemana es muy popular en toda Europa, y este fenómeno ha tocado al mercado farmacéutico de la Unión Europea. Es que los medicamentos de este tipo están escalando posiciones con respecto a los tradicionales, y esto se debe ante todo, a que no se necesita una prescripción médica para acceder a ellos. Las patologías provocadas por factores del tiempo (catarro, gripe, resfriados, etc) han encontrado en esta terapia la solución buscada por los pacientes. Aunque es cierto que los medicamentos homeopáticos no pueden adquirirse en otros sitios que no sean farmacias, esta tarea se lleva a cabo de manera fácil y rápida. Un médico clínico puede convertirse en homeópata sin problemas, se ha comprobado que muchos de ellos después de obtener su licenciatura, realizan estudios posteriores para poder acceder a suministrar correctamente todo aquello que se relacione con la homeopatía alemana.

 

En otros países

 

En Bélgica encontramos varias alternativas para formar médicos homeópatas; una de ellas es estudiar 4 años de teoría y materia médica, realizando un seguimiento de 10 casos prácticos. Para completar la formación profesional, se debe entregar un trabajo supervisado por los responsables de la carrera. En Francia por ejemplo, la homeopatía alemana se ha asimilado como algo natural, se encuentran varios medicamentos en las farmacias de dicha nación ya que al menos el 60% de la población opta por este tipo de medicina.

En Holanda, recibirse de médico homeópata no es tarea compleja, se han habilitado cursos de 5 años; actualmente este país cuenta con dos millones de practicantes de esta modalidad. Inglaterra por su parte, además de incluir a esta medicina alternativa como favorita, posee varios centros de investigación para poder seguir ampliando este campo. En las Universidades médicas se han formado más de un millón de médicos homeópatas, entre otros, con excelentes referencias debido a sus resultados seguros y efectivos.