Recomendar
Compartir

set flores de bach
 
 
 

Set de flores de Bach

En el texto que sigue es nuestra intención aportar ciertas consideraciones, que creemos de carácter fundamental, por lo que respecta al esclarecimiento de los distintos tipos de set de flores de Bach.

En este sentido, el presente artículo quiere ser considerado a modo de una guía útil, desde la cual poder despejar algunas dudas, a la par que se profundiza en ciertos conceptos base.

 
 

Las 38 variedades

En primer lugar, se hace necesario recordar que son treinta y ocho las flores de Bach en existencia. Esto -el hecho de que sean treinta y ocho, no más, ni menos- tiene que ver con el hecho de que la investigación que llevó adelante el Dr. Edward Bach, al fundar la disciplina, dio por resultado que ese, y no otro, es el número exacto desde el cual estructurar un sistema que muestre toda la complejidad del sistema de emociones aflictivas humanas.

Visto y considerando lo anterior -profundizando aún más en el tema- cabe señalar que las dos bases fundamentales, desde la que se articulan prácticamente la totalidad de los malestares que afectan a la persona, son: la culpa, en primer lugar, como temor al pasado, y la ansiedad, en segundo término, como temor al futuro. Por lo demás, este dicotomía clave, netamente referencial, se sigue subdividiendo a su vez en otras muchas ramas, lo que permite ir trazando un verdadero "árbol genealógico" de los sufrimientos sentimentales, a la par que se pueden ir reconociendo, también, las distintas familias de sufrimientos relacionados.

De esta forma -enfocando entonces la mira sobre el tema que nos ocupa-, se hace posible entender que, vista la estructura de problemas afectivos a curar homeopáticamente, exista para cada una de las familias antes mencionadas una determinada parte del juego completo de las esencias florales que le sea especifica. En este sentido, cabe señalar las siguientes categorías principales sobre las que se puede elaborar un fundamento de por qué -las más de las veces- las esencias florales suelen comercializarse a modo de sets:

Existen, de acuerdo a lo referido al principio, elixires que son específicos para el tratamiento de aflicciones devenidas de la culpa y, a la par, otros tantos específicamente referidos a los trastornos de ansiedad. Sobre la base de esto, por el lado de la culpa, hay remedios que se suelen recetar, en particular, para el tratamiento de problemáticas tales como el poco apetito, la depresión, la imposibilidad de disfrutar, la disminución de las capacidades productivas de la persona, y otras muchas. Por el lado de la ansiedad, podemos considerar sets específicos pare el tratamiento del insomnio, el tabaquismo, la compulsión a comer mucho, la agresividad, y otras varias.

Pero lo anterior no debe considerarse, nunca, como dogma, ya que muchas de las afecciones propias de las problemáticas referidas a la ansiedad tienen, a la vez, una contraparte simétrica por el lado de la culpa. De esta manera hay, disponibles en el mercado, sets de flores de Bach del tipo mixto, que cuentan con elixires indicados para el tratamiento de cada una de las patologías presentes en el cuadro clínico del paciente.

De lo antes dicho -vista la cuestión desde una perspectiva práctica- se desprende que deberá ser el profesional quien señale al paciente qué set de esencias es el apropiado para la cura de las emociones aflictivas respectivas a la persona en cuestión. Esto será posible, siempre, desde la base de un análisis detallado de la personalidad a tratar, que si bien podrá considerarse inicialmente partiendo de los resultados de un buen test general, deberá, a la postre, profundizar sobre los aspectos discursivos, ya que la mejor forma de saber qué set corresponde a qué tipo de persona es, antes que nada, poder entender cómo habla dicha persona; qué dice de sí misma, de los demás y del mundo en que vive.

Luego, al nivel de un análisis comercial, vale destacar que prácticamente no existen restricciones en cuanto a la combinación de los remedios florales que van a componer un set indicado (si bien, por sus características específicas, es poco probable que ciertas esencias lleguen a "compartir caja"). En este sentido, los laboratorios más confiables pueden proveer a sus clientes con buena calidad de remedios, satisfaciendo, a la par, sus específicas necesidades de complementación. Así mismo, no debe olvidarse que, una vez solicitado un set -si el lugar donde se lo compró es bueno- deberá existir la posibilidad de conseguir un reemplazo de la esencia que se gaste, a modo de compa unitaria (sin necesidad de volver a comprar todo el set).

 

Sets completos

 

Por último, existe también la posibilidad de conseguir sets de flores de Bach con la totalidad de las treinta y ocho esencias. Sin embargo, este tipo de compra solo queda recomendada, o bien para estudiantes, o bien para profesionales, y no tanto para el uso de los pacientes.

En este sentido, es también importante señalar que no es obligatorio que un tratamiento con flores homeopáticas recete, necesariamente, una combinación de remedios. Incluso por el contrario, lo importante, en realidad, es saber cuál es la flor tipo de la persona: aquella sobre la que se estructurará todo el tratamiento.