Recomendar
Compartir

sauce
 
 
 

Sauce

El presente artículo constituye el fin de nuestro recorrido, en el cual hemos querido presentar una caracterización fundamental de cada una de las 38 flores de Bach existentes.

Se trata, ahora, de poner de manifiesto las capacidades curativas del remedio producido a base de Sauce, indicando la estructura emocional que concierne a las personas apropiadas para ser tratadas con este poderoso elixir.

 
 

Una planta muy curativa

Hablar del remedio homeopático hecho son Sauce conlleva señalar -por sobre las restantes 38 flores de Bach- todas aquellas aflicciones del sentimiento humano relacionadas con la fatalidad. Nos referimos, así, a todas las personas que sufren y dicen que "no podría ser de otra manera", ya que dicho sufrimiento es, por decirlo de algún modo, "cosa del destino".

Puesta la mira analítica sobre la perspectiva del discurso, encontramos relatos que se expresan como trascendidos por una circunstancia inevitable, de la que el sujeto no puede dar mayores cuentas racionales. En este sentido, toda la cadena argumentativa se caracteriza por fallas lógicas que, en cambio de cumplir su rol como conectoras, miran hacia un fin que les parece inexorable. Por lo demás, cabe señalar una verdadera incapacidad comunicativa que le permita al sujeto expresar el por qué de "ese destino" (como si lo que lo que le ocurre no pudiera ser de otra manera).

A la par, pasando a una consideración fundamental de la estructura emocional, el remedio a base de Sauce queda específicamente indicado -entre sus "hermanas" 38 flores de Bach- para el tratamiento de malestares al interior de las relaciones interpersonales; allí donde la persona se aparta del prójimo porque siente una "herida trascendente". Esta "herida trascendente" no es más que algo que está afectando la capacidad afectiva del sujeto pero que, a la par, el sujeto es incapaz de reconocer como propio.

Visto y considerando lo anterior, se pone de manifiesto un sistema complejo, que pareciera afectar a la persona en tanto ella considera que hay un "otro poderoso" que la está afectando más allá de sus deseos y capacidades. De esta forma, sale a la luz la problemática principal, a saber: la imposibilidad que el paciente experimenta de hacerse cargo de aquello que lo hace sufrir y, también, de la responsabilidad que tiene, como individuo, de procurar su propio bien estar.

 

Tratamientos indicados

 

Por último, el remedio homeopático a base de sauce queda indicado -en relación a los caracteres antes definidos- para el tratamiento de desordenes conductuales relacionados al desgano, como ser exceso desmedido en las horas de descanso (personas que duermen más de diez horas por día) o falta de motivación en la realización de las actividades productivas cotidianas (pocas ganas de trabajar, de estudiar e, incluso, de salir a divertirse).