Recomendar
Compartir

nogal
 
 
 

Nogal

La intención de nuestro trabajo es desembocar ("sacar de la boca") en una sistematización de las capacidades curativas de cada una de las 38 flores de Bach.

En la consecución de este norte, abrazamos ahora aquél de los remedios cuya composición consta de Nogal. De este modo, las líneas que siguen tienen por intención poner de manifiesto la estructura emocional de los sujetos indicados para el tratamiento con este elixir.

 
 

Problemas a tratar con el Nogal

El Nogal queda señalado -por sobre cualquiera de sus "hermanas" 38 flores de Bach- para la cura de aflicciones sentimentales referidas a la incertidumbre. Pensamos, así, en personas que experimentan grandes dificultades al momento de abordar situaciones nuevas; temerosas de lo que pueda deparar el futuro, primero, y llenos de nostalgia por lo que supo ser el pasado, segundo.

Como queda explicitado -vista la tópica desde una perspectiva emocional- confluyen aquí los malestares referidos a los trastornos de ansiedad como, así también, los referidos a trastornos de culpa. En el primero (la ansiedad) se revelan los desequilibrios que -en la línea de tiempo emocional- llenan la experiencia subjetiva de temores referidos al futuro (la pregunta: ¿qué será?) mientras que, por otro lado, la culpa hace lo propio con el pasado (la pregunta: ¿podrá ser mejor de lo que fue?).

El análisis de discurso deja ver relatos que se caracterizan por la inseguridad, sobre la base de un habla convulsionada, llena de ambigüedad y -sobre todo- confundida en el tiempo. Así, lo que se espera de una situación nueva no pareciera poder despegarse de lo ocurrido en situaciones pretéritas, de modo que hablar de "lo que va a pasar" no pareciera ser distinto a hablar de "lo que ya pasó". A la par, las estructuras argumentativas muestran verdaderas lagunas en las que el sujeto pareciera imposibilitado de tener "buena memoria". Con esto queremos señalar lo que es -ni más ni menos- una genuina nostalgia.

En este sentido, los tratamientos sobre la base de remedio de Nogal quedan efectivamente señalados para sujetos que se encuentran ante momentos de la vida llenos de cambio e inseguridad. Pensamos, por ejemplo, en jóvenes que se han ido a vivir con sus parejas, mujeres embarazadas, hombres que han cambiado de trabajo o estudiantes que dejan sus estudios iníciales para pasar a otros más avanzados.

 

No es un medicamento

 

Por último, no queremos dejar de enfatizar lo dicho ya dicho en otros artículos precedentes: Ninguna de las 38 flores de Bach tiene la posibilidad de trabajar a modo de un medicamento.

No se trata, entonces, de esperar que los resultados funcionen de la misma manera que lo haría un ansiolítico.