Recomendar
Compartir

mimulo
 
 
 

Mímulo

En la perspectiva general que hasta el presente nos motiva, a saber: poner de manifiesto las capacidades terapéuticas de cada una de las 38 flores de Bach, nos llega la oportunidad de entrar en la consideración del remedio compuesto por Mímulo.

Así, las líneas que siguen están específicamente destinadas a brindar un cuadro general de la tipología emocional que constituye a los pacientes susceptibles de ser tratados con este elíxir.

 
 

Para sanar afecciones

A diferencia de las demás 38 flores de Bach existentes, el Mímulo se conoce por su capacidad para tratar afecciones emocionales relacionadas al miedo racional. En este sentido, nos referimos a personas que identifican claramente algún aspecto, constitutivo de un momento particular de la vida, al que -sin más-, le temen.

Buen ejemplo de lo antes referido constituyen los casos de estudiantes que, siendo muy estudiosos y responsables en la forma en que llevan sus lecturas, temen grandemente al momento de los exámenes. Como se ve, el miedo de estas personas no se aplica "a los fantasmas", ni a situaciones desconocidas. En este caso, la sensación de temor -una idea de amenaza, que es lo que cause el sufrimiento- queda completamente derramada sobre una circunstancia concreta y reconocida por el propio paciente: el examen.

Visto y considerando lo anterior, y abordado el tópico desde la perspectiva del discurso, no nos encontramos ante pacientes sobre los que sea necesaria una minuciosa observación para detectar las afecciones emocionales que los aquejan. En este sentido, por el contrario, estamos ante personas que no tienen ningún problema al momento de enunciar cual es el objeto de sus malestares ("estoy nervioso por tal y tal motivo" o, también, "tengo miedo a esta o aquella situación).

En el marco de lo hasta aquí referido, vale destacar que el remedio de Mímulo no constituye una droga del tipo ansiolítica. Esto, de hecho, vale para la totalidad de las 38 flores de Bach, siendo que ninguna de ellas constituye ni una droga ni, tampoco, aquello que se llama medicamento. El remedio que aquí nos ocupa, por el contrario, efectiviza su acción directamente sobre la estructura emocional del sujeto (a diferencia de la farmacología convencional que, para estos casos, aplica su acción sobre el sistema endocrino de la persona).

 

Para tratar problemas de sueño

 

Por último, cabe enfatizar que el tratamiento con elixir de Mímulo ha demostrado ser efectivo, también, para la cura de afecciones emocionales que conllevan malestares del sueño motivados -de acuerdo a lo explicitado arriba- por ansiedad extrema ante situaciones inminentes que la persona considera amenazantes.