Recomendar
Compartir

manzano silvestre
 
 
 

Manzano silvestre

En continuidad con la empresa de aportar las características fundamentales de cada una de las 38 flores de baja, pasamos ahora la atención a aquellas que son propias del remedio hecho con Manzano silvestre.

Así, en lo que sigue, pondremos de manifiesto las estructura emocional que se corresponde para el tratamiento con este elixir, señalando -conjuntamente- las afecciones mas importantes.

 
 

Poderes de ésta esencia

En el caso del Manzano silvestre, hablamos de una esencia relacionada muy directamente con el concepto de "limpieza". En este sentido, se indica en los temperamentos de personas que tienen la sensación de estar manchadas " por algo" o, también "que han sido desordenados". Como vemos, se enfatiza aquí la presencia de una moral que "ha sido incomodada" por su contacto directo con las circunstancias del mundo, maltratada por un miedo que es el de: "la exposición.

Al nivel de un análisis que verse sobre el aspecto de la conducta, descubrimos un verdadero patrón de acciones donde la higiene ocupa un espacio esencial. Así, por ejemplo: personas que si no se bañan tantas veces por día "no pueden vivir consigo mismas", o las que exigen que en "living" de su casa esté todo perfecto", e incluso las que notan que "el tendió la mesa no puso el cuchillo mirando hacia el plato". Estas que acabamos de mencionar, conllevan a la estructura de una persona cuya característica fundamental pareciera se "estar siempre nerviosa".

A la par, pasando nuestra atención al lado discursivo de la cuestión, encontramos en el Manzano silvestre -con preeminencia entre las demás 38 flores de Bach- un elixir que se muestra apropiado para el tratamiento de personas que sienten que en cada cosa que dicen "en realidad querían decir otra cosa ". O sea: Proposiciones comprensivas que, a la vez -según siente el paciente-, deben quedar comprendidas en el marco de algo anterior que -esto es lo fundamental- nunca llega a decirse. En consecuencia, nos encontramos ante un tipo de aflicción emocional que pareciera estar "tirando de la lengua", ya que la persona "no para de hablar".

 

Mejoran el autoestima

 

Por último, las 38 flores de Bach tienen en el Manzno silvestre aquél de los remedios que mejor se aplica al tratamiento de afecciones relacionadas con la baja autoestima.

Es decir: un sufrimiento que nace, antes que nada, de la sensación de que nada de lo que "se dice" queda en realidad "dicho"... O para resumir: la sensación de que en realidad no se tiene la capacidad de comunicar porque aquello que se quiere comunicar queda siempre -bajo el efecto del mundo impuro- por fuera de la realidad.