Recomendar
Compartir

leche de gallina
 
 
 

Leche de gallina

En línea con nuestra propuesta de caracterizar las potencialidades terapéuticas de cada una de las 38 flores de Bach existentes, nos llega el espacio apropiado para considerar lo propio en referencia al remedio que se hace con Leche de gallina.

De esta forma, en lo que sigue pondremos de manifiesto el sistema de emociones apropiado para ser tratado bajo los beneficios de este poderoso elixir.

 
 

Indicaciones de éste remedio

La Leche de gallina es aquella de entre las 38 flores de Bach destinada a la curación de aflicciones emotivas cuyo origen se rastrea en traumas concretos. Nos referimos, así, a todas aquellas personas que han sido víctimas de situaciones violentas, ya sea nivel físico o psíquico, y cuyas capacidades afectivas han quedado dañadas por dichas circunstancias. El espectro posible de ejemplos referidos a este tópico es demasiado amplio como para puntualizar algunos en detrimentos de otros, y van desde -los más graves- la violencia física intrafamiliar hasta los -no tan graves- desengaños amorosos en las relaciones de pareja.

El análisis del discurso de las personas afectadas por los malestares antes referidos pone de manifiesto una verdadera imposibilidad de abordar ciertos temas. Queda señala, así, la existencia de una verdadera herida, sobre la que el sujeto -el que habla- no es capaz de poner el dedo de la palabra (la famosa frase "el dedo en la yaga). Así, la aparición repetitiva de lagunas en el relato, como la negativa persistente de no entrar en el detalle de ciertos aspectos de la historia personal, pueden llegar a ser manifestaciones claras de traumas que condicionan el sentir de la persona.

A nivel de una consideración sobre la estructura de la conducta, los sujetos afectados por traumas tienden a ser temerosos. Se muestran a sí mismos como personas que no están seguras de lo que hacen y esto, a la par, conlleva siempre -en ellos- un nivel de incertidumbre que les hace sumamente dificultosa la confianza en el prójimo. Así, estos traumas constituyen verdaderas "grietas" en la personalidad, lo que es decir una falla en las capacidades comunicativas y de relación amorosa.

 

Consideraciones sobre la homeopatía

 

Por último, siempre es importante enfatizar que los tratamientos homeopáticos posibles vía las 38 flores de Bach deben ser considerados como complementarios de otras posibilidades terapéuticas tradicionales y no, nunca, como exclusivos.

Decimos esto porque, al momento de considerar -por ejemplo- traumas devenidos de agresión física en la niñez, la experiencia muestra que solo un enfoque multidisciplinario hace posible la mejora de los pacientes, profundamente afectados en su confianza para con el mundo que los rodea.