Recomendar
Compartir

heliantemo
 
 
 

Heliantemo

Varios son los pasos que hemos dado ya en la caracterización primordial de las funciones curativas de cada una de las 38 flores de Bach.

Más -siendo que el camino aún nos depara trabajo- entramos ahora en la consideración de las propiedades específicas del remedio elaborado con Heliantemo, atentos a la importancia práctica de señalar las estructuras emocionales susceptibles de ser tratadas con este elixir.

 
 

Una de las 38 flores de bach

Las 38 flores de Bach cuentan entre sus filas con un poderoso aliado a la hora de curar aflicciones referidas al pánico. El nombre del mencionado "aliado" es Heliantemo; aquél de los remedios indicado para "devolver la confianza". Hablamos así, de personas que experimentan una verdadera "tortura del cuerpo y el alma" cuando se ven invadidas por una sensación de completo desasosiego; un terror que pareciera absoluto y conlleva -entre otras cosas- parálisis del cuerpo y dificultades de la respiración. El nombre con que estas aflicciones se conocen hoy en día está, lamentablemente, en boca de mucha gente: "Ataques de pánico".

Vale destacar -al nivel de un análisis del discurso- que los pacientes que padecen ataques de pánico no siempre son dados a revelarlo abiertamente (ya que temen que se los considere como locos). En este sentido, quien sea el encargado de conducir la terapia deberá estar atento a signos determinados del lenguaje, como ser: movimiento frenético de las extremidades (manos y pies), aceleración en el habla, tartamudeos, nerviosismo ante ciertos temas, entre otros.

A la par, ingresando al tópico desde una perspectiva que considere la estructura emocional, hablar de ataques de pánico implica señalar una problemática donde el tratamiento con remedio de Heliantemo -o con cualquiera de las restantes 38 flores de Bach- no será suficiente por sí solo. En este sentido, la importancia de una cura del tipo homeopática (como son todas las que aquí indicamos) queda relativizada en tanto complementaria de un tratamiento psicológico concreto. ¡Y esto es importante! Porque no se trata aquí de una competencia del tipo: "a ver qué concepción de la medicina es mejor que las demás".

 

Complementado con la medicina

 

La idea es, por el contrario, que todas las posibilidades de la medicina (la del doctor con guardapolvo blanco, la del psicoanalista, la de los chinos, la de las 38 flores de Bach, etc.) se complementen en una experiencia genuina del curar.

Así, hablar de ataques de pánico pone de manifiesto la necesidad de aunar esfuerzos, ya que mientras el tratamiento con remedio de Heliantemo ayudará a descomprimir las emociones que producen los ataques de pánico, el tratamiento psicológico permitirá reconocer cuáles son los motivos simbólicos efectivos que provocan semejante sufrimiento.