Recomendar
Compartir

clematide
 
 
 

Clemátide

En continuidad con nuestra intención de presentar las consideraciones fundamentales que hacen a las propiedades de cada una de las 38 flores de Bach, asumimos ahora el análisis del elíxir compuesto con Clemátide.

Es la intención, de este modo, poner de manifiesto las propiedades terapéuticas de este remedio, aclarando -a la par- las disposiciones emocionales más frecuentes entre los pacientes indicados para un tratamiento bajo sus efectos.

 
 

Características de ésta planta curativa

Nos referimos aquí, entonces, a aquella de las 38 flores de Bach que suele ser prescripta para tratar las afecciones relacionadas con la fantasía del sujeto. Hablamos, así, de personas con una gran capacidad de imaginación, que utilizan dicha potencia de la mente para "sentir que viven en mundos paralelos", evadiéndose -de este modo- de una realidad en la que se sienten mal.

Como podrá observarse, estamos señalando el típico caso del "soñador despierto", que en su tipología menos aguda puede ser un adolescente que no quiere entender que ya no es un niño, hasta el adulto que -siendo el caso ya mucho más grave- se protege de una realidad que considera insoportable, dándole rienda suelta a sus fantasías más alocadas.

Al nivel de un análisis del discurso, encontramos sujetos cuyo relato está "inundado" de extravagancias. Así, historias fabulosas que sirven para ocultar el malestar ante una rutina que se experimenta como indeseable o, también, una exageración permanente de los fenómenos cotidianos. Por lo que respecta al elemento argumentativo (la forma en que el paciente fundamenta lo que la pasa) es notable observar que es prácticamente nulo, ya que la persona tiende a dejar de lado las conexiones de coherencia (que lo harían chocar contra la realidad que, precisamente, quiere evitar) para enfatizar fundamentalmente los aspectos narrativos.

Luego, a nivel de una consideración conductual, se hacen patentes las manifestaciones que ponen de relevancia una personalidad distraída. Son ejemplares aquellos casos en los que se encuentran olvidos repetitivos de elementos de importancia (perder las llaves, el teléfono, olvidarse de pagar las facturas). A la par -en este mismo sentido- destacan verdaderas dificultades en la capacidad de sostener una escucha activa. Referencias de esto son los pacientes a quienes hay que repetirles muchas veces lo mismo y, sin embargo, pareciera que sin importar la insistencia en la que se incurra, nunca se está efectivamente seguro de que hayan escuchado.

 

La opinión de los profesionales

 

Por último, es importante destacar que, más allá de la prescripción de Clemátide, si los síntomas del paciente se sostienen en el tiempo, o incluso empeoran, será de gran importancia indicar la consulta con algún profesional propio de las ciencias de la salud mental (psicólogos o psiquiatras).

En este sentido, nunca debe olvidarse que las 38 flores de Bach constituyen un tratamiento complementario a los propios de la medicina convencional; un tratamiento basado en las emociones, que nunca debe considerarse como "enemistado" con otros, propios de los aspectos físicos y psicológicos.