Recomendar
Compartir

cerasifera
 
 
 

Cerasífera

Como parte del análisis de las 38 flores de Bach, entramos ahora en la consideración del remedio compuesto por Cerasífera, atentos a la importancia de señalar sus propiedades terapéuticas fundamentales, en clara consonancia con las desarmonías estructurales que logran sanarse bajo los efectos de su poderosa acción.

Nos referimos aquí a la capacidad curativa de un elixir cuya prescripción es considerada clave en el tratamiento de la personas que sufren un verdadero "terror de sí mismas", entendiendo esto como el "miedo extremo a lo que ellas mismas podrían llegar a hacer".

 
 

La flor apropiada

En este sentido, hablamos de aquella -de entre las 38 flores de Bach- que resulta como la más apropiada para las personalidades afectadas con una imaginación que los hace experimentar verdaderas "pesadillas en vigilia"; personas que se apartan de los demás porque tienen miedo de herir y herir-se.

Profundizando el análisis de la estructura emocional de los pacientes antes mencionados, se reconoce la presencia de verdaderos "actos de desesperación", propios de gente que "siente que se muere de miedo", presa -en los casos más agudos- de una gran desconfianza sobre la información que le brindan sus propios cinco sentidos. Así, por ejemplo, podemos señalar el caso de aquella persona que, al quedarse sola en su casa, sabe que "no hay nadie", ve -con sus ojos- que "no hay nadie", y sin embargo se va a dormir aterrada, cargando consigo la sensación de que "alguien la está mirando".

Por lo que al abordaje del discurso respecta, la Cerasífera permite el tratamiento de personas que muestran un gran nivel de confusión a la hora de presentar un relato (ya sea que hablen de situaciones, personas, o sobre todo de sí mismas). Nos referimos, con esto, a una persistente falta de lógica, en la que toda explicación de los fenómenos carece por completo de coherencia argumental.

A la par, poniendo el ojo sobre los aspectos conductuales, hablamos de aquella flor de Bach que suele indicarse para personas con tics nerviosos intensos, cuya gesticulación es a la vez poco coordinada; caracteres que se comportan como si hubiera alguien que los estuviera observando todo el tiempo. En este sentido, si se trata de casos en los que los síntomas referidos se manifiestan con gran contundencia, será necesario solicitar, complementariamente al trabajo que permiten las 38 flores de Bach, el análisis con un psicólogo o, también, con un psiquiatra.

 

Influencias sobre el ánimo

 

Por último, no queremos dejar de señalar a la Cerasífera como un elixir clave para distender la disposición anímica de pacientes que se agitan ante temores extremos, ya que se trata de personas a las que les cuesta grandemente expresa lo que sienten.