Recomendar
Compartir

castao dulce
 
 
 

Castaño dulce

Movidos sobre el propósito de poner de manifiesto las capacidades curativas de las 38 flores de Bach, dedicamos el presente artículo a la dilucidación de las propiedades presentes en el remedio que se compone con Castaño dulce.

De esta forma, y en línea coherente con la metodología respetada en los escritos anteriores, es nuestra intención caracterizar esencialmente las estructuras emocionales apropiadas para ser tratadas con los efectos de este elixir.

 
 

Particularidades de éste elixir

El Castaño dulce ocupa su espacio entre las 38 flores de Bach como la posibilidad de una terapia enfocada, fundamentalmente, a la sanación de malestares relacionados con la desesperación no paralizante. Decimos "desesperación no paralizante" para dar a entender que no nos referimos aquí a estados críticos como ser ataques de pánico u otros síntomas de desarmonías afectivas que conllevan alteraciones orgánicas. Por el contrario, el Castaño dulce queda indicado como aquél de los remedios apropiado para personas que, sin colapsar ante su sufrimiento, sienten que no lo pueden "soportar" más. Los ejemplos de esto van desde la persona que experimenta que "la han roto el corazón" en una relación amorosa, hasta el stress extremo de ciertas situaciones laborales o de familia.

Visto y considerando lo anterior, se pone de manifiesto que la terapéutica devenida sobre el remedio de Castaño dulce apunta específicamente a la estructura emocional de las personas que, confundidas por circunstancias determinadas, sucumben en su experiencia de la vida a un malestar agudo.

Abordado el tópico desde una perspectiva del discurso, nos referimos a sujetos cuyos relatos están atravesados, manifiestamente, por la tristeza y la congoja. No se trata de gente que -en líneas generales- pretenda ocultar sus sentimientos sino, más bien al contrario, todas aquellas que expresan enfáticamente sus sufrimientos a la par que señalan el motivo (persona, circunstancia laboral, etc.) que los motivan.

 

¿Para qué pacientes se indica?

 

Por último, queda indicado el tratamiento con Castaño dulce para las aflicciones emotivas derivadas de ruptura de relaciones amorosas en las que el paciente estaba fuertemente apegado a la otra persona y, por lo tanto, se siente desengañada.

A la par, se apuntan sus características específicas a modo de un elixir que puede servir, inicialmente, para conocer mejor al paciente, ya que su acción despeja muchos de los "circuitos cerrados" del discurso que constituyen, sin lugar a dudas, una de las trabas más difíciles de superar a la hora de llevar adelante un tratamiento homeopático exitoso. En este sentido, quien decida tratar a su paciente con elixir de Castaño dulce, deberá extremar la atención sobre la posible aparición de otros síntomas, antes ocultos, que podrían indicar la necesidad de un cambio en la composición homeopática de los remedios.