Recomendar
Compartir

carpe
 
 
 

Carpe

Recorriendo el sendero que va señalando las propiedades terapéuticas de cada una de las 38 flores de Bach nos llega ahora el momento de entrar en la consideración de aquél remedio elaborado con Carpe.

En este sentido, el presente artículo tiene por intención señalar las características fundamentales de este poderoso elixir.

 
 

Un remedio muy recomendado

El agotamiento mental es, sin lugar a dudas, una de las afecciones emocionales más difundidas en nuestros días, atentos al hecho de que vivimos en un mundo donde las exigencias cotidianas hacen de la experiencia de vivir una verdadera odisea diaria, encontramos -entre las 38 flores de Bach- aquella que se puede constituir en una verdadera ayuda para este tipo de debilitamiento esencial. Su nombre: Carpe.

Es importante remarcar que no hablamos aquí de una sustancia cuya intención sea "darle energía" a la persona cansada. Por el contrario, el Carpe logra constituir un remedio cuya acción -lo mismo que las restantes 38 flores de Bach- va directamente al centro del problema, es decir: la estructura emocional del sujeto.

Un análisis profundo del fenómeno del cansancio pone de manifiesto que, en primer lugar, se trata de una emoción y, en segundo, que lo que verdaderamente cansa a la persona no es lo que hace sino -antes bien- lo que piensa y no puede dejar de pensar.

Visto y considerando lo anterior, la flor de Carpe queda específicamente indicada, no para aquellas personas que después de una productiva jornada están cansadas (en cuyo caso la indicación médica es: dormir y des-cansar), sino para las que no habiendo hecho nada igual se sienten -y dicen que están- cansadas.

Considerado el tópico desde la perspectiva de la estructura emocional, el tratamiento con el remedio que nos ocupa queda explícitamente señalado para personas que son poco productivas y que pasan la mayor parte del tiempo durmiendo o intentando distraerse; gente que siente que se aburre y que -haga lo que haga- parece incapaz de evitar ese sentimiento de hastío.

 

Para problemas de distracción

 

A la par -y por último- cabe destacar la posibilidad de un tratamiento con Carpe para aquellas personas que sufren de una constante distracción al momento de ponerse a hacer algo; una distracción que no tiene tanto que ver con que "haya algo mejor en que pensar" sino con una sensación de aburrimiento fatal, de somnolencia o, en fin: falta de ganas al momento de aplicarse a hacer lo que se tiene que hacer.

Por lo demás, vale destacar que hablamos aquí de un remedio cuya eficacia está comprobada -también- en lo que respecta a la curación de males del sueño (insomnio, fundamentalmente).