Recomendar
Compartir

agua de roca
 
 
 

Agua de roca

En continuidad con nuestra propuesta de identificar las potencias terapéuticas de cada una de las 38 flores de Bach, nos llega el momento de entrar en la consideración del elixir que se produce con Agua de roca.

En este sentido, el presente artículo tiene por intención poner de manifiesto la estructura emocional adecuada para ser tratada con este remedio.

 
 

Su utilización

Referirnos al Agua de roca conlleva señalar la terapia homeopática indicada -por sobre cualquiera de las demás 38 flores de Bach- para las aflicciones emocionales referidas a la "obsesión del orden". Hablamos, así, de todas aquellas personas que se sienten sumamente incomodas -y hasta agresivas con los demás- si sus casas, oficinas o, en fin, espacios determinados, no tienen "el orden exacto" que ellos necesitan para sentirse bien.

Visto el tema desde un abordaje que refiere al discurso, encontramos sujetos muy meticulosos en sus relatos, lo que pone de manifiesto -en las palaras- aquello que también esperan, y exigen, del mundo que los rodeas. Se destaca, así mismo, una cierta presencia de intolerancia hacia "los otros", siendo que estos "otros" no son -en realidad- gente concreta y existente sino, antes bien, una figuración esquemática propia de la aflicción obsesiva del orden.

Pasando la vista al aspecto emocional, cabe señalar al Agua de roca como el remedio apropiado para el tratamiento de aflicciones propias de la "auto-exigencia". Es decir, gente que se juzga a sí misma muy duramente porque está segura de que, tarde o temprano, aparecerá alguien que los juzgue de la misma manera. Ejemplos claros de esto son las personas que ordenan obsesivamente sus casas movidos por el temor de "qué pensarán las visitas si la casa no está en orden". Como puede verse, la causa del movimiento (ordenar la casa) queda determinada no por una emoción armónica (quiero agasajar a las visitas) sino por otra de tipo aflictiva (¿qué dirán de mí?).

 

Muy recomendables

 

Visto y considerando lo anterior, cabe indicar el elixir de Agua de roca como aquél preciso, entre las restantes 38 flores de Bach, para la curación de malestares referidos a la vida del prójimo.

Hacemos alusión, con esto, a personas que son muy sobre exigentes con sus familiares, parejas, amigas o colegas de trabajo, llegando al punto de transformarse en personas verdaderamente agresivas (ya sea a nivel verbal o conductual) si el entorno humano en el que se desenvuelven no responde de acuerdo a lo que ellos exigen.