Recomendar
Compartir

achicoria
 
 
 

Achicoria

No abandonamos la empresa que hasta aquí no viene guiando, en la intención cardinal de poner de manifiesto cada una de las características fundamentales de las 38 flores de Bach. Así, en el presente texto, tomamos posesión de las propiedades que caracterizan al remedio compuesto por Achicoria.

Por lo que a las consideraciones terapéuticas generales respecta, hablamos de un elíxir que se caracteriza -con primacía por sobre las demás 38 flores de Bach- para el tratamiento de afecciones emocionales relacionadas con la culpa.

 
 

Remedios compuestos con Achicoria

Pero -como no podría ser de otra manera-, siendo la culpa una de las afecciones más generales de la estructura de los sentimientos humanos, nos vemos en la necesidad de especificar un poco más, en el sentido de aclarar "cómo es la experiencia" de culpa del paciente que en este caso nos ocupa y, sobre todo, señalar las formas en que la manifiesta.

Así, las señales distintivas de los trastornos de culpa susceptibles de ser tratados con Achicoria se reconocen en personas con un alto grado de sobreprotección hacia sus seres queridos. Esto es decir: Sujetos con una tendencia a absorber por completo los cuidados de sus parejas, familiares y amistades, al punto tal de llegar a sentirse "como víctimas" si el ser querido en cuestión da muestras de querer independizarse.

Visto el tema desde la perspectiva del análisis del discurso, frases ejemplares tales como: "yo le di lo mejor de mí y así es como me lo devuelve", o también la pregunta: "¿cómo puede abandonarme?", ponen de manifiesto la existencia de los trastornos emocionales de la culpa antes mencionados.

Por lo que respecta a las características del tipo conductual, las 38 flores de Bach encuentran en la Achicoria aquél remedio con el que tratar los problemas propios de personas que apelan a la "manipulación sistemática" para lograr retener "consigo" a los afectos que "amenazan" con escapar de su influencia. Así, en la mencionada "manipulación", encontramos el elemento activo de la culpa, a modo de un verdadero mecanismo cuya intención es influenciar al prójimo para convencerlo de que "no se puede independizar".

 

¿A quiénes ayudará?

 

Como se aprecia en todo lo ante dicho, los tratamientos con Achicoria suelen ser prescritos para: relaciones de exagerada sobreprotección de los padres hacia los hijos o, también, en relaciones de pareja donde frecuentemente se dan discusiones motivadas por terribles ataques de celos (ya que la parte que sobreprotege nunca deja de temer que su protegido se vaya con otra-o que lo proteja mejor).