Recomendar
Compartir

tipos de stress
 
 
 

Tipos de stress

Si bien el stress está relacionado a diferentes hechos puntuales, hay diferentes tipos de stress que pueden llevarte a tener otras consecuencias, y es precisamente allí, en las consecuencias donde se encuentran las diferencias que hay entre ellos.

Es importante que tengas en cuenta que el stress no se trata de solamente una estado de presión por alguna circunstancia, sino que por el contrario, tiene muchísimas consecuencias a nivel psicológico, emocional y especialmente físico, es decir que las consecuencias son una especie de cadena que lo único que lograran es deteriorar tu salud. Pero por supuesto, no todas las situaciones por las que estas bajo presión tienen alguna posibilidad de control, por ello en este articulo repasaremos cuales son aquellas que lo provocan.

 
 

Stress laboral

El stress laboral es el más común de todos. A diario nos encontramos con problemas que requieren de toda nuestra atención para poder solucionarlos, además también nos encontramos con tareas extras o con tiempos limitados para poder cumplir con nuestras obligaciones. En primera instancia, muchos pensamos que dependemos de nuestro trabajo para poder vivir lo cual implica una enorme responsabilidad en lo que hacemos, pero es importante que tengamos en cuenta que nosotros solo debemos cumplir con nuestro trabajo. Decimos esto porque es algo muy común que para poder ganar un dinero extra, aceptemos trabajo extra, pero eso no siempre es una buena idea.

Es importar tener bajo control tus ambiciones, debes entender que es mucho mas valioso poder tener tiempo libre, que sacrificar eso para poder tener un poco mas de dinero. Si realmente no necesitas dinero extra, trata de simplemente quedarte con el trabajo que tienes todos los días, y no seguir sumándole tareas. Si el caso de tu stress tiene que ver con resolver algún problema, lo mas indicado es que te relajes ya que si estas nervioso, poco podrás hacer y en el peor de los casos puedes agravar la situación. Lo importante es la honestidad con tus superiores, y tratar de solucionar los problemas que te surjan. Si por ejemplo, es algo que excede tu control, como que le sistema no ande, u otra persona no haya hecho su trabajo, no te estreses, simplemente trata de ver que ese tipo de cosas tu no las controlas. En el caso de que tú hayas cometido un error, o hayas hecho algo mal, lo más indicado es que te relajes y trates de solucionarlo, y la próxima vez, prestes más atención.

Stress por situaciones personales

Hay muchas situaciones personales que también nos llevan a un stress bastante grande. Generalmente estas tienen que ver con la salud de los seres queridos o cuando tienes que hacerte cargo de alguna situación similar. Es difícil poder estar tranquilo cuando la salud de alguien a quien amamos esta en juego, por ello solo podemos recomendarte que trates de tomarte las cosas con calma. Ten en cuenta que estando bajo presión, si cedemos al stress no podremos tomar la situación en nuestras manos, y además, alteraremos a todas las personas a nuestro alrededor, lo mejor es siempre tratar de mantenerte firme y consiente, y especialmente coherente. Por supuesto esto no es nada fácil, especialmente si nos sentimos asustados, por ello seria bueno que al mismo tiempo puedas tener una contención o un apoyo, ya sea psicológica o de parte de algún amigo que nos pueda ayudar, es muy importante que puedas decir lo que te pase y que alguien simplemente te escuche y te acompañe. Si se trata de un problema como por ejemplo, la ruptura de una pareja de muchos años, o un divorcio, ten calma. Este tipo de cosas pasan todo el tiempo, y no puedes evitarlo, así como tampoco ahogarte en un vaso de agua.

Lo mas sabio es que dejes que las cosas fluyan, que simplemente "pase lo que tenga pasar", pero no intentes controlar las cosas porque será peor para todo el proceso. Las rupturas de pareja son siempre difíciles por eso lo mejor es siempre ir con una actitud conciliadora, ten en cuenta que mientras mas crezcan los conflictos en estas situaciones, mas difícil será salir de la situación, y al mismo tiempo, mas complicado será para ti poder terminar con todo y relajarte.

 

Stress en una situación violenta

 

El stress en una situación violenta es probablemente el más complejo de todos cuando se trata de manejarlo y por lo general las consecuencias siempre son desastrosas. Por ejemplo, un ejemplo de situación violenta que podemos darte es el de una persona sometida a maltratos. La misma padece de un stress emocional que no solo no la deja romper con esa situación de manera lógica, sino que por el contrario, cuando la rompe tambien lo hace de una forma violenta. Por otro lado están aquellas situaciones violentas en donde podemos ser atacados, como sucede con los robos; este tipo de situaciones nos llevan mas al pánico que al stress, pero ambas sensaciones están relacionadas por la raíz del problema. Y por supuesto, esta el stress cuando presenciamos alguna situación violenta que puede ser una golpiza, un accidente o bien algún hecho violento.

Una de las razones por las cuales hay que controlarse y no entrar en pánico es por las secuelas psicológicas que puede dejar este tipo de stress, de hecho precisamente, lo mas probable es que una persona sensible derive en una paranoia persecutoria, lo cual es muy contraproducente ya que esto no le permitir volver a su vida e una manera normal. Por ello después de una situación como estas, lo mas indicado es buscar ayuda profesional para poder sobrellevar las consecuencias y secuelas de estas experiencias.