Recomendar
Compartir

productos antiestres
 
 
 

Productos antiestrés

Los productos antiestrés son muchos y muy variados, todos ellos nos ayudan justamente a dejar atrás todas las preocupaciones, obsesiones y el nerviosismo del día a día. ¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de "productos antiestrés"?. ¿Nos referimos a accesorios específicos o cualquier artículo que nos ayude a liberar tensiones puede ser considerado antiestrés?.

En la segunda parte de esta pregunta, se encuentra la respuesta. Un producto antiestrés no es solo el que el vendedor cataloga como tal, sino que existen miles de variables que carecen de esta etiqueta pero tienen el mismo efecto. Un producto anti estrés no se limita a una simple pelota o a un saco de arena, existen infinidad de artículos de los cuales podemos sacar provecho cuando de descargar tensiones se trata.

 
 

Productos por categorías

Música

Un cd, un vinilo, un reproductor de audio (ya sea un equipo de música o un mp3) pueden transformarse en el mejor producto antiestrés para muchos. ¿no se dice acaso que la música calma a las fieras?. Esto es cierto, luego de un largo día de trabajo, el volver a casa se traduce en una de las mejores sensaciones, pero podemos lograr que esto sea aún mejor con un poco de música. Se ha comprobado que escuchar las melodías que nos hacen feliz nos brinda un gran sentimiento de felicidad, dejando nuestros problemas atrás y enfocándonos únicamente en lo que queremos disfrutar. La música no es solo buena al finalizar el día, sino que podemos sacar provecho de ella, durante nuestra jornada. Nuestros mp3 no solo se han inventado para "pasar el rato", sino que su función principal es que nos desconectemos de las preocupaciones por un rato, durante nuestro trabajo o estudio, que nos tomemos un recreo de nuestras obligaciones y que escuchemos a nuestros cantantes favoritos.

Artículos deportivos

Se ha constatado que practicar alguna actividad, por más suave o lenta que sea, reduce los niveles de estrés en los seres humanos, y es por ello que el deporte no solo se aconseja para bajar de peso o estar en forma, sino también para poder lograr una óptima relajación. Mediante los artículos deportivos podemos acceder a un nivel de vida más calmo: pelotas, raquetas, zapatillas deportivas, etc. No importa si lo hacemos por competencia o como un hobby, hacer actividad física nos ayuda y mucho.

Artículos antiestrés tradicionales

Dentro de los productos antiestrés que todos conocemos, encontramos: las famosas pelotitas para apretar en momentos de tensión, los sacos de arena o "punching-ball", los juegos de escritorio antiestrés, juegos de ingenio y demás. Todos ellos nos ayudan a descontracturar el organismo para luego obtener excelentes resultados físicos; cuanto más relajados estemos, de manera más sencilla se aflojarán nuestros músculos. Un sencillo juguete antiestrés en un escritorio puede liberar horas de tensión, como sucede con las pequeñas pelotas, cuanto más las apretamos más relajados nos sentiremos al final del día. Puede que parezcan elementos insignificantes, pero todos ellos hacen la diferencia.

Alimentos

Dentro de los productos antiestrés, no podemos dejar atrás a los alimentos, ellos no son solo "comida apetecible" que se ingiere, sino que su mala ingesta puede favorecer los altos niveles de estrés provocando luego patologías psicosomáticas. Ingerir chocolate es bueno, pero en cantidades adecuadas y no de manera cotidiana; si abusamos de este alimento rico en grasas entonces lo único que lograremos es desequilibrar el organismo. No existen alimentos antiestrés, pero si existen aquellos que disminuyen las hormonas que causan que su nivel se vaya por las nubes. Los ricos en magnesio y calcio son los que brindan al cuerpo los nutrientes necesarios para que afronte el día y las situaciones agobiantes con las suficientes fuerzas. Comer sano es la clave: cereales, legumbres, azúcares y aceites naturales, vegetales crudos en lo posible (para que éstos no pierda sus propiedades), y frutas.

 

Libros sanadores

 

Los libros también pueden ser considerados excelentes productos antiestrés, aunque para muchos leer le resulte algo aburrido, o solo lo hagan cuando el estudio los obliga, decimos que la lectura ayuda también a calmar las fieras. Esto dependerá de la personalidad de cada individuo, ya que existen personas que no pueden concentrarse en la lectura si se encuentran agobiadas o con varios problemas en su cabeza. Mientras que están aquellos que mediante un buen libro canalizan sus inquietudes, sus temores, la ansiedad y hasta los nervios.

Se recomienda, antes de tomar un libro, recrear un ambiente cálido y pacífico, de lo contrario la lectura no será amena. La música puede incorporarse al momento de leer, en ocasiones ayuda a la concentración y a la relajación. Cualquier género será bienvenido, siempre se aconseja leer algún autor que nos sea representativo. Con respecto a la elección de la música que acompañará la lectura, la misma debe concordar con el tipo de libro que estamos leyendo, para completar la atmósfera de manera adecuada.