Recomendar
Compartir

frutas antiestres
 
 
 

Frutas antiestrés

Cuando se trata de combatir las situaciones de angustia y nervios, solemos recurrir a medicinas, las cuales suelen ser siempre calmantes o pastillas; la verdad es que, es cierto que en ocasiones funcionan, pero lo mejor es volcarse por lo natural que es lo que termina siendo menos nocivo para nuestro organismo.

Existe una variedad de alimentos que nos ayuda a disminuir los niveles de estrés, entre ellos contamos con las frutas; éstas no son solo saludables para nuestro cuerpo sino que nos podemos beneficiar en gran medida de sus propiedades relajantes.

 
 

Propiedades antiestrés

Aquí se manifiesta la pregunta "¿Realmente existen alimentos anti estrés?", la respuesta es sí. Encontramos algunos de ellos que poseen efectos antiestresantes, ya que cuando los consumimos sentimos una sensación de bienestar y hasta de euforia en algunos casos. Pero debemos tener en cuenta que cada ser humano es diferente y por ello sus gustos también lo son; la mayoría de las personas a la hora de comer, elige lo más rico, pero esto es casi siempre lo menos sano, nos referimos a los dulces y las grasas. Las frutas antiestrés es la mejor opción a la hora de comer bien, de manera saludable y favorecer el relax. Los minerales cumplen un papel importante en esta tarea, el potasio, magnesio, calcio estimulan la reacción orgánica frente al estrés, esto se debe a que favorecen las propiedades relajantes manteniendo controlado el ritmo cardíaco. Hay que señalar también que el calcio es un tranquilizante natural, esto es algo que muchos desconocen, los que consumen este mineral para reducir los niveles de estrés, aseguran que es como beber leche tibia antes de ir a dormir.

La naranja, una fruta para combatir el estrés

La naranja es consumida por la mayoría de nosotros y no solo en jugo, sino también como fruta comestible; este cítrico posee valiosos nutrientes y ninguna caloría, algo muy beneficioso para los que quieren mantenerse en forma. Es un alimento rico en vitamina C, lo que también implica que estaremos protegidos ante las inclemencias del tiempo, especial en invierno, debido a que aumenta nuestras defensas en el sistema inmunológico. La vitamina C que posee esta fruta antiestrés es a su vez un excelente antioxidante, disminuye los niveles de presión arterial y de cortisona (hormona que produce el estrés) que se hace presente cuando vivimos una situación desagradable o que provoca nerviosismo. Por todo esto, siempre se recomienda incluir en nuestra dieta, una naranja al día, los profesionales aseguran que si estamos por dar un exámen, o presentar algún escrito, es bueno tomar un vaso de jugo de naranja recién exprimida. Como complemento, la vitamina C, favorece a la cicatrización de heridas y a metabolizar las grasas del cuerpo, nos aporta fibra y mucho más beneficios.

Las propiedades del magnesio en las frutas

Las frutas antiestres se caracterizan justamente por combatir el estrés debido a los niveles de calcio y magnesio que poseen; este último es un sedante que mantiene el equilibrio energético en las neuronas, lo que hace que actúe directamente sobre la transmisión nerviosa. Como efecto, logramos que el sistema nervioso funcione de forma impecable y es por ello que los nutricionistas y médicos incluyen a estos 2 minerales en las dietas, ya sea para tratar el estrés o para eliminar la depresión. El magnesio y el calcio están altamente ligados entre sí, el primero ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y los dientes; previene la aparición de cálculos renales, y en ocasiones actúa como un suave laxante, ayudándonos a limpiarnos por dentro. El magnesio en las frutas es muy recomendable en las mujeres embarazadas ya que previene los partos prematuros, manteniendo el útero relajado. Cuando consumimos frutas antiestrés, en el caso de las mujeres, se logra disminuir en gran medida los dolores premenstruales ya que ayuda a equilibrar el nivel hormonal del cuerpo. También el consumo de este alimento, favorece la relajación y el sueño, lo que hace que al otro día nos despertemos completamente descansados sin signos de fatiga.

 

Signos y síntomas

 

Cuando no consumimos la cantidad de frutas antiestrés necesarias, el organismo empieza a brindar signos; cómo podemos verlo, de forma fácil, empezamos a sentirnos irritables, padecemos de inestabilidad emocional y sentimos una disminución en los reflejos. En algunos casos se presentan otros síntomas como la descoordinación muscular, estreñimiento, debilidad, apatía, falta de apetito, nauseas, vómitos, temblores y demás.

Lo bueno es consumir las cantidades apropiadas de estas frutas, un exceso o un faltante produce un efecto nocivo para nuestra salud; por ejemplo el exceso de calcio, disminuye la absorción del magnesio, mientras que si ingerimos muchas frutas ricas en fósforo obtenemos el mismo resultado. Lo importante aquí es empezar una dieta equilibrada, incluir un poco de cada cosa, para obtener resultados beneficiosos para nuestra salud y también para nuestra mente.