Recomendar
Compartir

dieta antiestres
 
 
 

Dieta antiestrés

El estrés afecta nocivamente a nuestro organismo, y lo solemos padecer cuando estamos sobrepasados o realizamos más actividades de las que deberíamos. Es por ello que siempre se recomienda practicar, al menos 1 hora al día, algunas prácticas que faciliten la eliminación de estas cargas nerviosas. Pero debemos decir que el estrés no es algo que se pueda reducir solo de forma física, sino también mediante la alimentación, esto se debe a que existen diversas dietas antiestres a las cuales podemos recurrir para disminuir los niveles de ansiedad.

Los alimentos poseen infinidad de propiedades, las cuales se aplican a favorecer el organismo, lo cítricos por ejemplo nos ayudan a fortalecer el sistema inmune, el agua nos ayuda a desintoxicarnos y así podríamos enumerar miles de alternativas alimenticias que favorecen al desarrollo de la buena salud.

 
 

Alimentos adecuados

Además de poner en peligro nuestra salud, cuando enfrentamos situaciones de angustia, la ansiedad se vuelve un mal aliado, y es por ello que muchas veces terminamos yendo a la nevera cuando no deberíamos. Comer es bueno, siempre y cuando se ingieran alientos saludables, es por ello que existen las dietas antiestrés, para poder alimentarnos pero adecuadamente. Comer de manera equilibrada es esencial para no hacer recaer a nuestro físico en un desequilibrio; a su vez, mantenemos sana la mente que se conecta directamente con el estomago e interviene en los procesos digestivos. Las defensas, el sistema nervioso, y como mencionamos anteriormente, el digestivo, dependen mucho de cómo esté nuestra cabeza, de ella obtendremos estabilidad física y emocional.

Aliados peligrosos

Cuando sufrimos de estrés, una de las primeras cosas que hacemos es devorar una tableta de chocolate en pocos minutos o comer alimentos saturados en grasas, como pasteles, helados y demás. Es que son justamente la ansiedad, la tensión y el estrés lo que hace que perdamos el equilibrio que debemos mantener en nuestra alimentación. Pero cuando hacemos referencia a la palabra "equilibrio", no solo estamos hablando de subir de peso, sino también de perderlo excesivamente. Se ha comprobado que un gran porcentaje de las mujeres que sufre de anorexia nerviosa, es debido a que se encuentran sometidas a situaciones de alto estrés. Recurrir a la comida cuando sufrimos de ansiedad es una muy mala idea, y existen varios motivos para asegurarlos: ante todo, decimos que en todos los casos los alimentos que primero se ingieren son los ricos en azúcar, lo cual hace que se fijen las grasas que deberíamos eliminar. La oxidación de los tejidos también se produce debido a la ingesta de grandes cantidades de azúcar. Si vivimos situaciones de nervios, entonces debemos recurrir a una dieta antiestrés, son éstos los que calman al sistema nervioso y nos ayudan a mantener un equilibrio entre cuerpo y mente.

¿Cuáles son los alimentos antiestrés?

Ningún alimento puede adjudicarse propiedades "antiestrés" pero sí existen aquellos que brindan sensaciones de "liberación" y que provocan cierto placer al consumirlos, y en ocasiones también cierta euforia. Pero como cada individuo es diferente, no todos tienen los mismos gustos, y es por ello que una comida antiestrés puede serlo para muchos y no serlo para otros. Muchas son las personas que planean su dieta antiestrés a base de frutas o pan, aquí lo que debemos hacer es siempre controlar las cantidades. Nosotros nos alimentamos diariamente, el problema lo enfrentamos cuando el estrés nos acorrala, aquí es donde no debemos correr hacia la heladera y consumir lo primero que vemos, sino que debemos elegir los alimentos más saludables e ingerirlos en pocas cantidades. Aquella comida que contenga vitamina A, C, E combaten el estrés. La vitamina A se puede encontrar en la zanahoria, el melón, el brócoli y las espinacas por ejemplo. La C en los cítricos, en los pimientos y hasta en el tomate. La vitamina E, por su parte, se hace presente en los frutos secos y en los aceites vegetales. También debemos afirmar que en la dieta antiestrés, se deben agregar alimentos que contengan vitamina B, esto se debe a que dicha vitamina interviene positivamente en el sistema nervioso central mediante su efecto sedante. A esta vitamina la vemos presente en los lácteos, la carne, el aguacate, los cereales y el repollo. Los minerales deben ser parte de una alimentación antiestrés, entre ellos encontramos al potasio, al magnesio y al calcio, todos ellos ayudan a reducir los niveles de estrés causados por las hormonas.

 

Siéntase bien

 

Como observamos, aunque no existen alimentos de tipo antiestrés, existen los que nos ayudan a no sentirnos tan irritables, el truco es comer bien y de manera saludable.

Nuestro cuerpo siempre exige una carga extra de energía para poder afrontar situaciones de estrés en el trabajo, con la pareja, los niños y es nuestro organismo quien se reserva esa energía, pero si no consumimos los alimentos que la brindan en una dieta sana, entonces continuaremos débiles y estresados.