Recomendar
Compartir

anti estres natural
 
 
 

Anti estrés natural

Cuando hablamos del termino "antiestres natural" nos referimos a muchos productos de tipo orgánico o sin conservantes ni químicos que se emplean para tratar situaciones de ansiedad, angustia o, como bien lo indica el nombre, estrés.

El mundo en el cual hoy vivimos nos demanda mucha fuerza, energía, paciencia y disposición, para poder reunir todos estos atributos es necesario que tomemos las cosas de manera más relajada. El estrés no solo aparece cuando "estamos preocupados", ya que estamos hablando de una patología que afecta al sistema nervioso central y es mucho más que solo "estar tenso".

 
 

Terapias o productos

Los seres humanos sentimos ansiedad cuando se produce un desequilibrio en el sistema nervioso central, esto ocurre debido a que se segrega mucha más adrenalina de lo habitual, repercutiendo en cambios biológicos y fisiológicos en nuestro organismo. Pero como sabemos el cuerpo siempre trata de contrarrestar las enfermedades y los malos síntomas, es por ello que al tratar de reaccionar, afecta nuestra salud.

Los productos antiestrés de tipo natural, nos ayuda a eliminar la tensión muscular en todas las áreas del cuerpo: la nuca, la áreas lumbares, etc. Aunque parezca algo sin importancia, muchas personas que sufren de estrés no solo padecen dolores físicos, en ocasiones existen individuos que comienzan a sufrir taquicardia, acidez estomacal, migrañas fuertes y reiteradas, disminución de la memoria e incluso del rendimiento intelectual. También, en algunos estudios, se ha comprobado que los niveles de glucosa aumentan como lo hace la irritabilidad, generando problemas de circulación de la sangre. Un antiestrés natural para poder combatir esta patología es sin lugar a dudas la relajación, pero ¿Cómo logramos la relajación?, mediante artículos que sean siempre de índole natural y que no nos representen efectos secundarios. Los productos con alto contenido de vitamina B son muy beneficiosos, en especial para el estiramiento de los músculos; también las plantas medicinales aportan lo suyo.

Las mejores alternativas

La fitoterapia es una opción para poder encontrar esa paz interior que deseamos y que tanto cuesta generar; la misma se basa en el consumo de alguna plantas como la valeriana, el espino, la salvia, el toronjil y demás. Todos ellos son excelentes sedantes y calman los estados de excitación y nerviosismo, es por ello que se los emplea como tranquilizantes ya que nos permite, entre otras cosas, dormir más relajados librando nuestra mente de preocupaciones y obsesiones. Este tipo de antiestrés natural mejora el funcionamiento del sistema nervioso y reduce los síntomas de asma, hipertensión, taquicardia y hasta los calambres musculares. El espino, más específicamente, es una planta que se emplea casi especialmente para favorecer la actividad cardíaca y no provoca somnolencia, y como es tan inofensivo, se puede utilizar tanto en adultos como en niños.

Comer sano

No son solamente las plantas o vegetales como los remedios homeopáticos los que nos ayudan a prevenir las situaciones de estrés, sino también los alimentos. Comer bien, en cantidades correctas y de forma sana, nos ayuda a vivir una vida más relajada. Los productos que debemos ingerir deben ser de tipo orgánico o biológico, con esto queremos decir, que deben ser naturales, con la menor cantidad de químicos o conservantes (en lo posible 0% de ambos). Un nutricionista nos dirá que lo que debemos comer serán: trigo, arroz y frutas, esto principalmente. Dentro de las frutas las más recomendadas son el melón, la sandía, la naranja, manzana y los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, maníes); las verduras y hortalizas no pueden queda fuera de esta dieta natural, es por ello que la lechuga, el brócoli, los rábanos son esenciales, también lo es la miel como un endulzante natural.

 

Remedios naturales

 

Un antiestrés natural también incluye al remedio o medicamento, ya que nuestro cuerpo se puede enfermar y necesitamos de algún estimulo externos para eliminar la enfermedad. Pero hay medicamentos, y medicamentos: los de tipo químicos y los naturales. Dentro de los últimos encontramos aquellos que aportan todo lo que necesitamos a la hora de contrarrestar el estrés, como lo es por ejemplo el magnesio. Éste es muy popular porque le devuelve al cuerpo y al sistema nervioso central su equilibrio, lo que hace que nos cansemos mucho menos y tengamos más vitalidad diaria.

No es necesario tomar pastillas o píldoras que lo contengan, sino agregar a nuestra dieta la dosis adecuada de magnesio; para ello debemos comer frutos secos en abundancia, el cacao y el chocolate (en porciones razonables) también brindan su buena dosis. Los crustáceos son ricos en calorías, además de contener este mineral, por ello debemos comer solo la cantidad señalada. Los cereales, la soja y las legumbres también aportan mucho magnesio, y al mismo tiempo nos ayuda a mantener intactas las defensas de nuestro organismo. No es necesario tomar medicamentos de la medicina moderna si deseamos vivir una vida sin estrés, solo tenemos que recurrir a lo natural.