Recomendar
Compartir

acupuntura sin agujas
 
 
 

Acupuntura sin agujas

La acupuntura es un tipo de medicina alternativa fascinante y que nos provee de resultados positivos; pero no existe una sola forma de hacer acupuntura, sino, todo lo contrario. Una de las técnicas más empleada en la medicina oriental y alternativa es la acupuntura sin agujas; la gran pregunta aquí es ¿Funciona de la misma manera que la acupuntura tradicional? ¿Brinda los mismos resultados?.

A continuación responderemos estas preguntas y todas las inquietudes que suelen aparecer con respecto a esta técnica. Los tratamientos de acupuntura sin aguja son muy efectivos, se remplaza a las agujas por otro instrumental, también tradicional de la cultura china. Aunque no se empleen agujas aquí, se sigue actuando sobre los mismos puntos energéticos clásicos de la acupuntura, pero ya sin pinchar ni penetrar la piel, esto es lo que hace al tratamiento tan revolucionario.

 
 

Una terapia no invasiva

Al contar con este tipo de instrumental, estamos llevando a cabo una terapia de tipo "no invasiva" ya que sin agujas que penetren la piel, no corremos el riesgo de sentir dolor o experimentar sangrado. Pero seguramente usted se estará preguntando ¿Cómo es ese material?; estamos hablando de unas modernas ventosas inmantadas con succión al vacío-, éstas tienen la función de adherir un imán en la piel sobre los puntos de la acupuntura ya conocidos, llegando así a obtener un triple efecto de succión. A esta técnica se la llama "magnoterapia" o "técnica de polaridad".

Acupuntura mediante placas

Otra de las técnicas más populares de la acupuntura sin agujas es la de "placas", la misma sigue, como la anterior, los mismos principios de la acupuntura tradicional, obteniendo los mismos resultados y beneficios pero ahora, a través de placas. Ante todo debemos remarcar que los músculos producen una corriente eléctrica, y ésta se distribuye a través de los órganos teniendo una sola frontera: la piel. Es sobre ella que se trabaja, primero detectando los puntos energéticos para luego tratarlos o estimularlos. El principio de la acupuntura china (con o sin agujas) es la "Estimulación de Aplicación Superficial) y se puede llevar a cabo mediante distintos métodos siempre y cuando éstos poseen los mismos principios. Las placas de aleación de oro o plata al 99% o 97% con un núcleo cerámico, es una técnica muy empleada en la acupuntura sin agujas. Las mismas se fijan con un adhesivo a la piel en los puntos energéticos a estimular, y se dejan allí una cierta cantidad de tiempo, de acuerdo a la dolencia o patología. Otro método que se desprende de éste es el denominado "mecanoterapia", en donde mediante, un regulador de meridianos, se estimulan absolutamente todos los puntos de energía de manera simultánea para potenciar su efecto positivo. Ambas metodologías son muy empleadas hoy en día en centros de rehabilitación, en los tratamientos de fisioterapia, e incluso en los de belleza. Se estima que cada sesión con placas de oro y plata no dura menos de 30 minutos y su efecto de mejoría suele hacerse presente durante la noche, o durante las horas de sueño.

Acupuntura emocional

La acupuntura sin agujas nos brinda un sinfín de beneficios, y en especial uno adicional a la acupuntura tradicional china, "un tratamiento no invasivo". La acupuntura sin agujas no solo nos ayuda a tratar afecciones físicas, sino que también se la emplea para equilibrar estados de animo o emocionales tales como la ansiedad, el nerviosismo, la tristeza, eliminar la depresión, el miedo o la angustia. A diferencia de las anteriores técnicas de placas de oro y plata y ventosas, aquí solo utilizamos los dedos; mediante ellos se presiona o se dan pequeños golpes en los puntos energéticos que deberán ser estimulados par de esta forma empezar a estabilizar emociones. Entre las diferentes emociones tratadas por esta medicina alternativa encontramos a la depresión, la ira, la culpa, el temor, la obsesión, el pánico y otros derivados de éstas.

 

Previo a las sesiones

 

Antes de comenzar con la sesión, el acupunturista realiza un pequeño interrogatorio con el cual detectará las emociones que nos afectan, tanto a nuestro cuerpo físico como a nuestra salud, y luego procederá a estimular los puntos energéticos conectados a las emociones desequilibradas.

Son muchos los que han experimentado grandes mejorías luego de pasar por esta experiencia, han podido dejar atrás diversas enfermedades ya que, según el médico acupuntor cada emoción se relaciona con un órgano en particular. Por ejemplo, el corazón tiene una estrecha relación con los sentimientos de alegría descontrolada, lo cual puede llegar a producir un desequilibrio mental. El bazo se relaciona con estados de obsesión, provocando cansancio mental; el pulmón, con la tristeza lo que hace que podamos sufrir de trastornos en la zona del diafragma. Los riñones, sufren mucho la tensión y el miedo, lo cual sus efecto se observan luego en las zonas de la rodillas y áreas lumbares.