Recomendar
Compartir

acupuntura para fertilidad
 
 
 

Acupuntura para la fertilidad

La acupuntura es cada vez más conocida por sus excelentes resultados a nivel mundial; mediante ella hemos visto que podemos tratar desde el estrés hasta los dolores físicos intensos. Pero este tipo de medicina alternativa no se resume solo a este tipo de patologías; existe lo que se conoce como "acupuntura para la fertilidad", y como su nombre lo indica, trata aquellos casos en donde la pareja no puede concebir, brindando una solución.

Cada vez es más reconocida la acupuntura como método curativo, y esto no solo dicho por los médicos orientales, sino también los occidentales, y es que los resultados están a la vista.

 
 

Una terapia muy beneficiosa

Una serie de estudios realizados por diversos organismos de la salud, demostraron que la acupuntura para la fertilidad es beneficiosa. Como sabemos, la acupuntura tradicional china se basa en el principio del equilibrio del flujo de energía, para de esta forma mantenerse saludable. Este tipo de terapia llega al occidente para tratar de seducir incluso a los más escépticos, y lo hace mediante fabulosos resultados. De acuerdo a los diferentes exámenes, los cambios que se producen en el sistema nervioso central, una vez insertadas las agujas estimulan la capacidad natural que el cuerpo posee a curarse a sí mismo. También, esta terapia nos ayuda a regular la presión sanguínea como nuestra temperatura corporal; reduce el dolor mediante la liberación de endorfinas. Aunque pueda resultar extraño, todos estos beneficios se relacionan íntimamente con la fertilidad, ya que equilibrando nuestra energía y dejando atrás los problemas físicos y emocionales, tenemos más probabilidad de concebir.

Un tratamiento alternativo efectivo

La terapia de acupuntura para la fertilidad no se ha descubierto hace mucho tiempo atrás, sino que es un tipo de tratamiento que ha tenido su auge en los últimos años. También es importante destacar que es un tratamiento de tipo complementario, y no único.

De todas formas, los acupuntores expertos aseguran que se recomienda utilizarla como terapia única en el caso que la pareja padezca problemas funcionales, como lo son las irregularidades en los ciclos ovulatorios, o cuando se produce un bloqueo en el circuito donde circula el esperma. A este tipo de acupuntura se le suele sumar el uso de hierbas tradicionales chinas para obtener resultados más rápidos; en el caso de que estemos tratándonos también bajo la medicina occidental, antes de realizar el consumo de hierbas, deberíamos consultarlo con nuestro médico, ya que las mismas podrían obstruir los efectos de las drogas.

Cuando llevamos a cabo un tratamiento de acupuntura para la infertilidad, lo que hacemos es tratar de regularizar nuestro sistema orgánico, el objetivo principal es enviar el flujo de sangre que se necesita hacia los órganos reproductivos y de esa manera encontrar una estabilidad en los niveles hormonales. Todo este proceso nos ayuda a favorecer la función de los ovarios y los niveles de esperma. En términos emocionales, las mujeres que han llevado a cabo esta terapia aseguran que la acupuntura las ha ayudado a relajarse mucho más para así poder afrontar las situaciones adversas que pudieran aparecer en la vida cotidiana, reduciendo los niveles de estrés. Varios estudios demostraron que la acupuntura para la fertilidad incrementó la taza de embarazos en las mujeres que decidían realizar fertilizaciones in vitro, por ejemplo.

 

El acupunturista adecuado

 

Realizar un tratamiento para la fertilidad mediante la acupuntura es cosa seria, y es por ello que para poder obtener los resultados pretendidos, no podemos realizarlo con cualquier persona, sino con un profesional en la materia, que no solo tenga el conocimiento, sino también la experiencia. Son mucho los médicos que emplean la acupuntura en sus prácticas habituales, pero necesitan de 200 a 300 horas de entrenamiento en esta terapia para luego poder ejecutarla en seres humanos.

Obviamente contamos con los especialistas (médicos que solo se especializan en el arte de la acupuntura) y los que "saben" del tema. Por ello antes de comenzar con el tratamiento se debe verificar el potencial del acupunturista, ya que éste no solo contará con el certificado sino también con la experiencia y reputación apropiada. En la mayoría de los casos estos médicos son recomendados por familiares o amigos, esto puede ayudar; de todas formas la mayoría de los acupuntores ofrece una sesión de prueba para ver nuestra reacción y para determinar si el paciente se siente cómo con el profesional para poder empezar con un tratamiento más profundo. Las sesiones variarán de acuerdo al tipo de patología de infertilidad que se tenga, las sesiones más regulares son las que se llevan a cabo 2 veces por semana, teniendo un total de 12 sesiones para acabar con el problema. Cada sesión no durará más de una hora, tiempo suficiente para examinar y discutir la condición del paciente. Así que ya sabe, elegir el profesional adecuado es tarea primordial, antes de ponernos en sus manos.