Recomendar
Compartir

acupuntura beneficios
 
 
 

Beneficios de la acupuntura

Como toda terapia alternativa, no solo posee una manera específica de practicarse, sino también sus beneficios o ventajas; la acupuntura nos brinda un sinfín de beneficios palpables y prolongados.

A diferencia de las terapias convencionales, los beneficios de la acupuntura suelen perdurar, al menos durante un tiempo prudencial, nos referimos a la pérdida de peso o a los dolores musculares, entre otros; patologías que pueden ser tratadas, disminuidas y curadas por la acupuntura.

 
 

Una terapia sanadora

Es cierto, que para aquellos que no están acostumbrados, la acupuntura puede resultar una terapia extraña, principalmente en occidente, ya que nosotros solemos manejarnos mayormente con la medicina convencional y sus medicamentos. Los más ignorates llegaron a afirmar que la acupuntura poseía un nexo con la "religión" Vudú, debido al uso de agujas y la inserción de las mismas. Es por ello que a nosotros nos llevó mucho más tiempo asimilar los conocimientos de la medicina tradicional china. Los beneficios de la acupuntura han sido comprobados y aprobados, fue la misma Organización Mundial de la Salud la que ha validado su eficacia en el campo de la medicina.

Existen más de 1000 puntos de acupuntura (o puntos energéticos) en el cuerpo que cuando son estimulados, brindan resultados convincentes y, en ocasiones, sorprendentes. La inserción de agujas en dichos puntos provoca la estimulación de los canales de energía que llevamos dentro, regulándola o restaurándola, según sea el caso. Cuando sufrimos una enfermedad es porque nuestra energía no se encuentra equilibrada, la acupuntura actúa sobre tal desequilibrio para poder eliminar las dolencias o patologías. Las agujas no son el único medio empleado en la acupuntura para poder curar enfermedades, también estos puntos pueden estimularse mediante el uso del frío y el calor, como empleando el láser y el ultrasonido.

Eficacia de la acupuntura

La acupuntura es una terapia la cual permite tratar dolores agudos como crónicos mediante métodos completamente inofensivos. Aunque es cierto que esta alternativa no siempre resulta para todas las patologías, existe un amplio abanico de las mismas en las que la acupuntura puede actuar. Los dolores de cuello, hombro, espalda, ciática, rodillas, cintura, artritis, reuma, lesiones en los nervios y tendinitis, son algunas que responden bien al tratamiento. También la acupuntura puede lograr resultados exitosos en migrañas o dolores de cabeza, esguinces, bursitis, espasmos musculares, etc. Las enfermedades ya no tan relacionadas con lo físico pueden tratarse con acupuntura, nos referimos a la hipertensión, desorden de menstruación, asma, bronquitis, alergias; los problemas psicológicos como las depresiones, el insomnio, tensión, estrés, nervios y ansiedad también pueden solucionarse mediante el tratamiento de la acupuntura. Ahondando un poco más en los beneficios de la acupuntura, decimos que su eficacia se ha comprobado también en terapias para recuperar la audición, o para eliminar problemas gastrointestinales, las úlceras, los problemas de digestión, etc.

Acupuntura anti-tabaco y anti-droga

Uno de los usos modernos de la acupuntura se relaciona con las adicciones; los beneficios de la acupuntura van más allá de lo físico, sino también se aplica en el campo mental. Los médicos de occidente han encontrado a esta terapia como un gran estímulo no solo para abandonar el cigarrillo, sino para hacer lo mismo con las drogas. Luego de unas 6 sesiones se puede notar que el individuo, sin importar la adicción que padezca, empieza a sentir un rechazo palpable hacia el objeto adictivo. Por su puesto, la acupuntura no propone soluciones mágicas, y es por ello que para lograr resultados efectivos esta terapia debe complementarse con otra de índole clínica. Los expertos aseguran que cuando se combina más de un tratamiento, se logran resultados exitosos y duraderos, en especial cuando se trata de enfermedades agudas o de difícil sanación.

 

¿Cuándo no practicar acupuntura?

 

Hemos detallado todos los beneficios de la acupuntura, pero también debemos ser prudentes en su práctica, la acupuntura puede llevarse a cabo en muchos casos para eliminar diversas clases de patologías, pero existen ocasiones en donde no debe practicarse.

La pregunta aquí es ¿Cuándo no debe practicarse?. Uno de los casos más comunes, es cuando el individuo sigue un tratamiento a base de anticoagulantes, allí la acupuntura debe ser dejada de lado. En ciertas etapas del embarazo, tampoco es recomendable atender a sesiones de acupuntura, tampoco en los estados alterados de conciencia, en cuadros de estrés emocionales agudos o cuando el paciente posee cálculos en la vesícula, allí lo más recomendable es optar por la cirugía. Debemos ser cautos con el uso de la acupuntura, ya que aunque es cierto que brinda infinidad de ventajas y beneficios, existen casos que pueden resultar contraproducentes. De todas formas, antes de comenzar una sesión, siempre se recomienda una charla extensa con el acupunturista quien nos guiará y nos aconsejará sobre la regularidad y la cantidad de sesiones que debemos tomar para obtener los resultados deseados.